Obama resucitará los tribunales de Guantánamo con nuevas normas, dice The Washington Post

  • Washington, 8 may (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, restablecerá los tribunales antiterroristas de Guantánamo con nuevas normas que darán más derechos a los acusados, informa hoy el diario The Washington Post.

Obama resucitará los tribunales de Guantánamo con nuevas normas, dice The Washington Post

Obama resucitará los tribunales de Guantánamo con nuevas normas, dice The Washington Post

Washington, 8 may (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, restablecerá los tribunales antiterroristas de Guantánamo con nuevas normas que darán más derechos a los acusados, informa hoy el diario The Washington Post.

En un artículo basado en fuentes gubernamentales anónimas, el rotativo señala que las nuevas reglas impedirán la presentación de confesiones obtenidas tras maltratos, limitarán el uso de declaraciones oídas a terceras personas y darán más libertad a los detenidos para elegir a sus abogados.

Los juicios serán reanudados en territorio estadounidense en lugar de en Guantánamo (Cuba), probablemente en alguna base militar, publica hoy el periódico en su versión en internet.

Las organizaciones de derechos humanos estadounidenses han pedido que se eliminen totalmente los tribunales especiales de Guantánamo y que los detenidos sean juzgados en cortes civiles o militares normales.

Según el diario, el plan de mantener los tribunales, aunque con algunas reglas nuevas, refleja el temor a que el Gobierno puede perder algunos casos si juzga a los prisioneros en cortes ordinarias.

El Gobierno de Obama pidió en enero una suspensión de los procesos en Guantánamo durante 120 días que vence el 20 de mayo y solicitará otra de 90 días adicionales, de acuerdo con el diario.

Después de ese plazo se reanudarán los procedimientos paralizados, según el periódico.

El mandatario estadounidense firmó el mismo día de su investidura una orden ejecutiva para clausurar en un plazo de un año la cárcel de Guantánamo, en la que permanecen unos 241 detenidos y para los que el Gobierno tiene que buscar ahora una solución.