Obligan a California a liberar a un tercio de sus presos por el hacinamiento

  • Washington, 10 feb (EFE).- El estado de California tendrá que poner en libertad a miles de presos en los próximos tres años debido al hacinamiento que registra el sistema penitenciario, según una orden preliminar dictada por jueces federales de EE.UU.

Obligan a California a liberar a un tercio de sus presos por el hacinamiento

Obligan a California a liberar a un tercio de sus presos por el hacinamiento

Washington, 10 feb (EFE).- El estado de California tendrá que poner en libertad a miles de presos en los próximos tres años debido al hacinamiento que registra el sistema penitenciario, según una orden preliminar dictada por jueces federales de EE.UU.

Hasta 57.000 presos podrían ser liberados, un tercio de la población carcelaria, si el estado se viera obligado a aplicar la orden del panel de tres jueces, informaron hoy medios estadounidenses.

En su dictámen, los magistrados argumentaron que hay pruebas "abrumadoras" de que la concentración de presos en el sistema penitenciario de California viola los derechos de los mismos, al privarles del cuidado médico y psiquiátrico del que deben disponer según la Constitución estadounidense.

Los magistrados concluyeron que las pruebas indican que la única solución a las condiciones inconstitucionales en las cárceles de California es una orden de liberación para los presos.

El panel de jueces, en una decisión inusual, emitió su opinión en una orden preliminar con el fin de dar a las autoridades tiempo para adaptar sus planes al respecto, antes de la sentencia definitiva.

El Fiscal General de California, Jerry Brown, dijo en un comunicado que la decisión final de los jueces será apelada en el Tribunal Supremo de EE.UU., al entender que la orden preliminar "no es justificada constitucionalmente".

En su opinión, la orden de los tres magistrados es "un burdo instrumento que no reconoce los imperativos de la seguridad pública ni los desafíos que representa encarcelar a delincuentes, muchos de los cuales sufren profundos trastornos", indicó.

"El estado recurrirá directamente al Tribunal Supremo de EE.UU. cuando el dictamen final es emitido", agregó.

Los jueces federales consideran, sin embargo, que su orden puede ser ejecutada sin que constituya una amenaza para la seguridad pública, al aplicar combinaciones de libertad condicional, créditos para el buen comportamiento y otras medidas.

El sistema penitenciario de California es responsable de casi 170.000 presos, que se encuentran en instalaciones diseñadas para 100.000 personas.

Los magistrados quieren que el sistema, que registró un aumento de encarcelados por encima del doble de su capacidad el año pasado, recorte la población de presos a entre el 120 y el 145 por ciento en un plazo de dos a tres años.

California ya alberga a algunos presos fuera del estado, pero en sus instalaciones principales hay más de 157.000 encarcelados, lo que supone, a fecha de enero, el 188 por ciento de su capacidad, según cifras estatales.

La decisión de los jueces se produjo a raíz de una demanda colectiva de un grupo de presos contra el estado de California.