Trasladan a los reos implicados en una riña que dejó en Chile diez muertos por asfixia

  • Santiago de Chile, 27 abr (EFE).- Las autoridades chilenas trasladaron hoy a varios de los reos que participaron en la pelea que derivó en un incendio en la cárcel Colina II, al norte de Santiago, donde diez reclusos murieron por asfixia.

Santiago de Chile, 27 abr (EFE).- Las autoridades chilenas trasladaron hoy a varios de los reos que participaron en la pelea que derivó en un incendio en la cárcel Colina II, al norte de Santiago, donde diez reclusos murieron por asfixia.

El fuego estalló este domingo en el Módulo 6 del recinto penal, donde había una treintena de internos, al volcarse una cocinilla durante la pelea en la que se enzarzaron dos bandas rivales.

El director del Servicio Médico Legal, Patricio Bustos, confirmó hoy que la causa de la muerte de los diez reclusos fue la asfixia por monóxido de carbono, con lo que se descarta que los decesos se debieran a lesiones de arma blanca.

Un equipo de quince funcionarios forenses ha trabajado desde la noche del domingo para realizar las autopsias que confirmaron las causas de la muerte, una información clave para que la Fiscalía establezca el tipo de delito que imputará a los reos implicados.

Según informó el vespertino La Segunda, la Gerdarmería (policía de prisiones) trasladó hoy desde la cárcel de Colina II hasta el penal de Alta Seguridad a algunos de los reos supuestamente implicados en la riña, cuyas identidades y número no se precisaron.

De acuerdo a versiones de prensa, varios reclusos prendieron fuego a unos colchones con una cocinilla a parafina, encerraron a una treintena de presos en una pieza y formaron barricadas para impedirles salir, aunque veinte lograron huir.

Los familiares empezaron a recibir los cuerpos de las víctimas y evalúan ahora iniciar acciones legales contra Gerdarmería, a la que acusan de no hacer nada por evitar el siniestro.

Además, algunos de los familiares advirtieron de posibles represalias entre los reos. "Esto recién está empezando. Ahora seguramente van a cobrar venganza", afirmó a La Segunda la viuda de Patricio Salas, uno de los fallecidos.

Ayer, un centenar de familiares apostados frente a la prisión protestaron por la tardanza en recibir información y algunos trataron de entrar por la fuerza al centro penitenciario, por lo que Carabineros empleó chorros de agua para disuadirlos.

En tanto, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, envió hoy sus condolencias a los familiares de las víctimas durante la celebración del 82 aniversario de Carabineros (policía militarizada).

"Lamento profundamente lo ocurrido y confío en que las investigaciones en curso permitirán conocer el origen de los hechos y establecer las responsabilidades que correspondan", dijo la mandataria.

En Colina, localidad situada a unos 35 kilómetros de la capital chilena, existe un complejo penitenciario integrado por Colina I y Colina II, que en conjunto albergan a más de 3.000 reclusos.

Organismos de derechos humanos han criticado las deficiencias y el hacinamiento del sistema carcelario chileno, mientras que los gendarmes encargados de su custodia han protagonizado diversas protestas para pedir una mejora en sus condiciones de trabajo.