Vecinos del detenido por matar a su madre a botellazos en Coslada (Madrid), conmocionados por la noticia

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) Los vecinos de la calle Begoña, en Coslada (Madrid), donde residía el detenido por la muerte de su madre a botellazos, señalaron hoy que la noticia ha causado una verdadera conmoción en la localidad, y según indicaron varios residentes del barrio "de toda la vida", nadie se explica lo ocurrido. Mariano N.S., de 33 años, presunto autor de la muerte de su madre a botellazos, fue detenido ayer en la casa que la familia tiene en una urbanización de Hontoba (Guadalajara), acusado de haber matado a Juana Sánchez Sánchez, de 71 años, cuyo cadáver apareció el pasado viernes en su domicilio. En declaraciones a Europa Press Televisión, un matrimonio que reside en Coslada desde hace 35 años y propietarios de un bar en la zona, explicó que el marido de la víctima solía acudir con asiduidad a su local antes de fallecer a causa de un infarto. Por ello sostuvieron que conocían a la familia y que habían visto crecer a sus tres hijos, uno de los cuales había fenecido hace unos años a causa de un accidente de moto. Sin embargo, desconocían la existencia de problemas entre la madre y el agresor, y calificaron a la familia como "muy buena". Asimismo, una anciana argentina que reside en Coslada desde hace algún tiempo, afirmó que la señora Juana era una mujer "muy alegre" a la que conocía de vista por coincidir con ella en el centro de la tercera edad y en algunas de las visitas y viajes organizados para mayores. ASESINADA EL PASADO VIERNES El viernes pasado unas amigas de Juana Sánchez Sánchez, preocupadas porque su conocida no había acudido a una cita por la mañana, se acercaron a buscarla a su casa. Al encontrar la puerta del domicilio abierta, llamaron a la Policía. Ya una vez en la vivienda de la calle Begoña de Coslada, los agentes de la Comisaría, en colaboración con Policía Municipal, comprobaron que la puerta exterior de la vivienda se encontraba abierta y no presentaba signos de haber sido forzada. Al acceder al interior observaron el cuerpo de una persona tendida en el suelo sobre un charco de sangre. El cadáver se encontraba en el salón del domicilio con la cabeza apoyada sobre una almohada. Si bien el traumatismo que presentaba podía ser accidental, el cuidado con el que aparentemente estaba colocado el cadáver hizo sospechar a los investigadores de que podían estar ante una muerte violenta. Al lado de la mujer los policías hallaron una botella de cava de color negro con manchas presuntamente de sangre. Además, salvo la estancia donde se hallaba el cadáver, el resto de la vivienda no presentaba ningún desorden fuera del habitual. El Grupo VI de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial se hizo cargo de las investigaciones y averiguó que la víctima vivía con uno de sus hijos, identificado como Mariano N. S, de 33 años. Ante las sospechas de que pudiera estar implicado en la muerte de su madre, se emitió una orden de busca y captura contra él. Paralelamente, supieron que la víctima tenía una casa en una urbanización de Hontoba (Guadalajara). Después de una estrecha vigilancia y con el preceptivo mandamiento de entrada y registro, se procedió al arresto.