Crece la tensión entre el Gobierno de Morales y la Corte Suprema de Justicia

  • La Paz, 24 mar (EFE).- La tensión entre el Gobierno de Evo Morales y la Corte Suprema de Justicia de Bolivia aumentó otra vez hoy con más denuncias mutuas y el anuncio de los gobernadores opositores de reunirse el jueves para respaldar al Poder Judicial.

Crece la tensión entre el Gobierno de Morales y la Corte Suprema de Justicia

Crece la tensión entre el Gobierno de Morales y la Corte Suprema de Justicia

La Paz, 24 mar (EFE).- La tensión entre el Gobierno de Evo Morales y la Corte Suprema de Justicia de Bolivia aumentó otra vez hoy con más denuncias mutuas y el anuncio de los gobernadores opositores de reunirse el jueves para respaldar al Poder Judicial.

El vicepresidente del país, Álvaro García Linera, dijo hoy que el Poder Judicial "fue repartido entre los viejos partidos de la derecha neoliberal del país" y eso explica, a su parecer, que no haya avances en los juicios contra ex autoridades acusadas de corrupción.

Una comisión parlamentaria controlada por el oficialismo decidió la semana pasada abrir un proceso de investigación contra el presidente de la Corte Suprema, Eddy Fernández, por su presunta negligencia o retraso deliberado para juzgar a ex autoridades acusadas de corrupción.

Uno de los casos que, según el Ejecutivo, no tiene avances es el proceso contra el ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, imputado por genocidio tras las más de 60 muertes registradas en 2003.

El presidente Morales ha pedido la renuncia de Fernández, e incluso su ministro de Defensa, Wálker San Miguel, ha advertido que el magistrado del tribunal debe ir a la cárcel, pese a que la investigación parlamentaria comenzó la semana pasada.

"La Suprema no tiene que dilatar los juicios contra las autoridades que han cometido daños y crímenes en contra de los bolivianos", sostuvo García Linera.

El presidente de la Suprema, Eddy Fernández, se defendió hoy y aseguró que está cumpliendo con su trabajo y que no admite que se le acuse de hacer política al tomar sus decisiones.

"Es absolutamente falso. Nunca ha habido jamás persona alguna o político que me haya amedrentado o que me haya presionado. Siempre he actuado libre en mi conciencia", dijo Fernández, al sostener que la "clase política" quiere controlar al Poder Judicial.

Una de las razones del retraso en las causas, según Fernández, es que el tribunal tiene sólo 12 magistrados cuando está completo, una cifra que hoy se redujo a ocho porque tres cumplieron su mandato, tras la dimisión de otro juez hace varios meses.

Con ocho magistrados, todavía hay quórum para resolver las causas e incluso pueden convocar a suplentes para evitar una parálisis del órgano.

La oposición cree que el Gobierno busca descabezar al Poder Judicial o frenar las demandas judiciales que ha presentado en contra del presidente Evo Morales por un caso de corrupción en la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Los gobernadores opositores de Santa Cruz, Beni, Tarija y de Chuquisaca se reunirán el próximo jueves en la ciudad de Sucre, sede del Poder Judicial, para definir acciones de respaldo a ese órgano, según anunció hoy la gobernadora anfitriona, Savina Cuéllar.

Su colega de Santa Cruz, Ruben Costas, comentó que los ataques del Gobierno a la Corte Suprema siguen "el modelo del totalitarismo" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"No nos va a quedar más que asistir a la corte celestiales o a las del infierno porque están llevando a este país a un infierno", dijo Costas, uno de los principales líderes autonomistas del país.