Desestimado el sobreseimiento de Atristain, socio de Bravo e imputado en el fraude de la Hacienda de Irún

Atristain era administrador único de la sociedad Ulki mientras se efectuaron, en una de sus cuentas, ingresos de varios contribuyentes SAN SEBASTIAN, 01 (EUROPA PRESS) El juzgado número 2 de Irún (Gipuzkoa) ha desestimado la petición de sobreseimiento libre interpuesta por la representación procesal de Pedro María Atristain el pasado día 6, socio de José María Bravo principal acusado en el fraude de la Oficina de la Hacienda foral en la citada localidad y también imputado en este caso. En el auto al que tuvo acceso Europa Press y contra el que cabe interponer recurso de reforma en el plazo de tres días o de apelación en el plazo de cinco, el juez del Juzgado de Instrucción número dos de Irún Julián García desestima también la petición de alzamiento de "cuantas medidas cautelares" se hayan adoptado en esta causa sobre los bienes de Atristain. Según se recoge en este auto, fechado a 30 de marzo, éste "no es el momento procesal adecuado" para acordar el sobreseimiento de la causa con respecto a Atristain, ya que a pesar de que éste supuestamente "desconocía" que José María Bravo tratara de "lavar sus ingresos" a través de la sociedad Ulki, los "indicios de criminalidad" del imputado "han persistido, sin que, hasta el momento hayan quedado desvirtuados". No obstante, se afirma que tampoco es momento de valorar si esos "indicios son o no suficientes" para dar lugar a "una imputación 'formal'" del Atristain que declaró en calidad de imputado en agosto de 2007 bajo la imputación de "blanqueo de capitales" en este caso. INGRESOS DE CONTRIBUYENTES Al respecto, el auto recuerda que Atristain fue administrador único de Ulki, en la que era socio de Bravo, desde el 13 de abril de 2000 hasta el 23 de julio de 2004, con capacidad de "disponer" de algunas de sus cuentas, una de en las cuales, durante este periodo, se efectuaron ingresos de 93.236 euros, provenientes, en distintas sumas "de los contribuyentes Plásticos Azkuenega, Uhilan y Calderería San Pedro". Asimismo, se ingresaron en la misma cuenta 150.253 euros por la adjudicación del piso en cuya subasta pidió Bravo a su amigo Atristain que "interviniera". Según el juez instructor las meras alegaciones relativas a la "ignorancia" de Atristain con relación a estos ingresos "no pueden llevar a concluir, precipitadamente" el sobreseimiento provisional, ya que tal decisión podría constituir una "imprudencia grave".