El fiscal aún no ve bastantes indicios contra Bárcenas y Galeote

MADRID (Reuters) - La Fiscalía Anticorrupción dijo el martes que de momento no hay "indicios bastantes" contra el senador y tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas y el eurodiputado del PP Gerardo Galeote, y que no considera que haya que elevar la investigación judicial sobre el "caso Gürtel" ante el Tribunal Supremo.

Garzón, que ha instruido esta operación contra la corrupción en la que ha implicado a varios altos cargos 'populares', implicó a Bárcenas y Galeote en un auto de finales del mes pasado.

Anteriormente había remitido la investigación al TSJ de Madrid al ver indicios de delito contra tres diputados autonómicos del PP, Alberto López Viejo, Alfonso Bosch Tejedor y Benjamín Martín Vasco. El tribunal aceptó la competencia del caso y había pedido un informe al fiscal sobre si debía remitirse al Supremo.

Ahora el fiscal argumenta en su informe que "pese a lo expuesto en el Auto de 31/3/09 del Juzgado Central de Instrucción nº 5 (en el que Garzón implicaba a Bárcenas y Galeote), en el momento actual no pueden equipararse los indicios referidos a los tres aforados de la Comunidad Autónoma de Madrid con la de Luis Bárcenas y Gerardo Galeote".

Sin embargo, no descarta que dado que la instrucción está en una fase inicial, posteriormente pudieran aparecer otros indicios.

El fiscal también considera que no hay aforados de una comunidad autónoma que hayan cometido presuntamente delitos fuera de ella, por lo que no es necesario que intervenga el Supremo.

Además, pide al TSJ de Madrid que tome declaración a los tres diputados autonómicos madrileños del PP.

VALENCIA

En otro informe enviado al Tribunal Superior de Justicia de Valencia - que tiene aún que resolver si acepta parte de la instrucción que le remitió Garzón por la implicación de dos aforados del PP en esa comunidad, el presidente regional Francisco Camps y el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa -, el fiscal solicita también que les tome declaración.

Al mismo tiempo, considera que los hechos que el TSJ valenciano debe investigar "son exclusivamente los atribuidos a Francisco Camps Ortiz y Ricardo Costa".

"Dichos hechos consisten en la recepción de dádivas procedentes de alguno de los imputados en la presente causa sin que, en el momento presente y sin perjuicio de lo que resulte de la posterior investigación, resulten vinculados a una concreta actividad del entorno de Francisco Correa", señala.

Estas dádivas serían prendas de vestir, valoradas en 12.000 euros en el caso de Camps.

El fiscal agrega que "existe abundante documentación aún sin examinar" intervenida tanto en las sedes de Madrid como en la de Valencia, de las empresas de Francisco Correa, considerado el cerebro de la trama y que está en prisión.