El juez que instruye el 'caso Coslada' rechaza por cuarta vez que Ginés Jiménez salga de prisión

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El ex jefe policial Ginés Jiménez Buendía permanecerá aún más en la prisión de Alcalá Meco al denegarle el juez que instruye el 'caso Coslada' su puesta en libertad provisional por el riesgo de fuga. El magistrado se opone por cuarta vez a que salga libre al estimar que existen suficientes indicios contra él por la comisión de delitos de amenazas, extorsión y blanqueo de capitales, entre otras infracciones penales.

En un auto notificado ayer, al que tuvo acceso Europa Press, el juez de Instrucción número 21 de Madrid, Eduardo Cruz-Torres, desestima la petición de libertad provisional solicitada por el abogado Óscar Zein, que asiste al supuesto 'cerebro' de la trama de corrupción policial destapada el 8 de mayo de 2008. Se denegó la misma petición por autos del pasado 12 de noviembre, 22 de diciembre y 13 de febrero.

Ginés es el único imputado que aún permanece en prisión preventiva casi un año después desde que estallara la red corrupta. Desde finales de 2008, el instructor ha ido acordando la puesta en libertad de los acusados al entender que ya no se cumplen los requisitos legales que aconsejan la medida privativa de libertad, como son el riesgo de fuga, la reiteración delictiva y la obstrucción de la investigación.

En el caso del líder de la corruptela policial, el juez esgrime en el auto que "las diligencias de instrucción practicadas no han variado las circunstancias que llevaron en su día a adoptar" su ingreso en prisión provisional, decretado el 13 de mayo de 2008.

Por ello, concluye que "existen indicios suficientes de la posible comisión de delitos de amenazas, de extorsión y de blanqueo de capitales con independencia de lo que pueda resultar acreditado de la instrucción que todavía resta de practicar en el presente procedimiento". También se le acusa de prevaricación, cohecho y tenencia y depósito de armas.

El juez recalca que la gravedad de los hechos, la penalidad de los delitos imputados y la necesidad de asegurar su presencia aconsejan mantener su situación procesal actual al considerarla "adecuada" y "proporcionada".

TUMBA SU DEFENSA

Además, critica que la línea de defensa de su letrado se base en atribuir el caso a "una maniobra" orquestada por "policías, empresarios y ciudadanos de Coslada" contra Ginés para desbancarle de su cargo. Esto, reseña el juez, "no se sostiene a la luz de las diligencias practicadas hasta el momento".

Hace unas semanas, el magistrado inadmitió a trámite una denuncia presentada por Ginés contra varios altos cargos policiales por prevaricación. Según el ex jefe policial, estos mandos pergeñaron "una conspiración" contra él para apartarle de su puesto.

La denuncia se dirigía contra el ex jefe superior de Policía de Madrid y actual director de Seguridad de la Comunidad de Madrid, Enrique Barón; el jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de Madrid, José Luis Conde; el inspector jefe de la UDYCO, Dámaso Rodríguez; y el máximo responsable de la Brigada Provincial de Policía Judicial, entre otros

SU 'MANO DERECHA' LIBRE

El pasado 6 de marzo, la 'mano derecha' de Ginés abandonó la prisión de Alcalá Meco tras abonar una fianza de 6.000 euros. La puesta en libertad de uno de los principales imputados en el 'caso Coslada' se produjo por un acuerdo alcanzado por su defensa y la Fiscalía de Madrid.

Carlos Martínez Gil ingresó en prisión el 13 de mayo de 2008 por una larga ristra de delitos, entre ellos asociación ilícita, abusos sexuales, incitación a la prostitución, contra la integridad moral, lesiones, sustracción y apropiación indebida de droga y dinero, prevaricación, estafa y contra la Administración de Justicia por la manipulación de pruebas.

La decisión del juez respondía a la solicitud de libertad presentada el 23 de febrero por su abogado, José Ramón García. En el escrito, el letrado informaba de que el 2 de febrero mantuvo una entrevista con el fiscal adscrito al Juzgado de Instrucción número 21 en la que se acordó que el Ministerio Público no se opondría a su puesta en libertad.

El sumario sobre la red de corrupción policial le sitúa como el 'cerebro' del grupo de agentes del llamado 'Bloque'. Según las investigaciones, Martínez Gil protegía a tres ciudadanos rumanos que integraban una mafia de prostitución que operaba en el distrito de Vicálvaro.

Precisamente, la pista que seguía la Policía sobre esta red rumana de prostitución desembocó en la operación que desarticuló el pasado 7 de mayo el 'caso Coslada' con la detención de 26 agentes locales de este municipio. La juez de guardia decretó entonces el ingreso en prisión de once agentes y Ginés.