El PSOE se abstendrá en la votación de los estatutos y el reglamento Electoral en la Asamblea general de Caja Madrid

MADRID, 23 (EUROPA PRESS) El PSOE se abstendrá en la votación de los estatutos y el reglamento electoral de Caja Madrid en la Asamblea general que celebra la entidad esta tarde, según explicaron a Europa Press fuentes socialistas. El secretario general del PSM, Tomás Gómez, afirmó en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press que el PSOE actuará esta tarde en la Asamblea general de manera "coherente" con lo que ha venido diciendo en los últimos días, es decir, "mantener un poco de cabeza y de cordura y no participar en la guerra que tiene el PP". "No vamos a estar del lado de (la presidenta regional) Esperanza Aguirre ni del (alcalde de la capital) Alberto Ruiz-Gallardón. Nos vamos a abstener", indicó, al tiempo que subrayó que los socialistas llevan días pidiendo que "se entiendan todas las partes del PP". A su juicio, el PP demuestra "una vez más" que es "incapaz" de gobernar instituciones como Caja Madrid. Mientras que en el consejo de Administración los socialistas votaron a favor de los estatutos, en esta ocasión se abstendrán en la votación. En este sentido, afirmó que los consejeros socialistas "no tomaron partido". Caja Madrid celebrará hoy una Asamblea General Extraordinaria para someter a votación los nuevos Estatutos de la entidad y su Reglamento electoral, reformados de acuerdo a la Ley de Cajas aprobada el 29 de diciembre de 2008 en el Parlamento regional a instancia del Gobierno de Esperanza Aguirre. La aprobación de ambos textos requieren el voto de dos tercios de los 320 vocales. Los miembros designados por el Partido Popular, tanto por parte del Ayuntamiento como de la Comunidad, suman 120 y los del PSOE 70. Una aprobación que es, por tanto, a todas luces muy complicada en la situación actual, por lo que, diferentes fuentes políticas sitúan la pelota en el tejado del presidente del PP, Mariano Rajoy, quien tras designar a Cristóbal Montoro como negociador, no ha conseguido todavía poner orden en sus filas para lograr la cohesión del PP que resuelva el futuro de la entidad. En el caso de que la Asamblea rechace el texto, el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad, Antonio Beteta, tiene 31 días naturales de plazo para dictar la Orden de aprobación de los nuevos Estatutos, independientemente de la opinión de los consejeros generales, por lo que tiene en la práctica la última palabra. No obstante, en el caso de que la Asamblea 'tumbe' los Estatutos podría ser utilizado por parte de la Consejería como una excusa loable para modificar si no la Ley, sí los Estatutos y el Reglamento, y buscar acomodo a las partes más reticentes. "Podría ser el caso de Comisiones Obreras, aunque el Ayuntamiento nunca conseguirá todo lo que pide", respecto a reducir el impacto del recorte que imprime la nueva ley en su representación, señalan fuentes aguirristas. Sin embargo, todo ello deberá derivar de un acuerdo político entre populares que, por el momento, no parece inminente.