El viceconsejero de Justicia analiza con diferentes estamentos el futuro edificio de los Juzgados de Huesca

HUESCA, 26 (EUROPA PRESS) El viceconsejero de Justicia del Gobierno de Aragón, José María Bescós, y el director general de Justicia, José Borrás, visitaron hoy la capital altoaragonesa para estudiar con diferentes estamentos la distribución del futuro edificio de los Juzgados, que se ubicarán en la calle de Calatayud. La Viceconsejería de Justicia está trabajando en el proyecto del nuevo edificio de Huesca que aglutinará las tres unidades judiciales actuales, así como las que se creen en el futuro. Se ubicará en la Calle de Calatayud, al sur de la ciudad, según explicó Bescós. El viceconsejero se reunió hoy con el presidente de la Audiencia Provincial, Santiago Serena; con el Fiscal Jefe, Felipe Zazurca, y el secretario coordinador, Rafael López, para conocer las necesidades que deberán estar en el proyecto final. De esta forma quieren definir, según dijo Bescós, "cómo debería hacerse la distribución de espacios en el nuevo edificio o con qué superficie sería suficiente, así como el número de salas de vistas y de despachos a construir". El nuevo edificio de los Juzgados de Huesca contará además con servicios comunes, integrando en el mismo espacio la Oficina de Atención a la Víctima, las peritaciones o la Oficina de Averiguación Patrimonial. En la actualidad, se encuentra en fase de redacción de anteproyecto y ocupará más de 8.000 metros de planta más otros 2.000 bajo rasante. Huesca cuenta, en la actualidad, con tres sedes judiciales para acoger la Audiencia Provincial, cuatro juzgados de Primera Instancia e Instrucción, un juzgado de Menores, un juzgado Contencioso-Administrativo, un juzgado de lo Social y un juzgado de lo Penal con una plantilla de 95 funcionarios. El nuevo edificio permitirá reagrupar todas las instancias en un solo inmueble y, además, contar con espacio sobrante por si fuera necesario en un futuro. Por otro lado, el viceconsejero hizo balance de la situación de otros juzgados provinciales. Recordó que ya se está construyendo el Juzgado de Fraga, que podría entrar en servicio a principios de 2010, y consideró que son necesarias mejoras en las instalaciones de Monzón, donde había problemas de suministros. Agregó que Barbastro admite un segundo juzgado, y que se deben aumentar la seguridad y eliminar las barreras arquitectónicas y realizar tareas de mantenimiento. En cuanto a Jaca, reconoció que las instalaciones están sobredimensionadas, por lo que se convierten junto con las de Huesca capital, en las instalaciones con más necesidades.