Expectativa por la comparecencia del opositor Manuel Rosales en la audiencia por corrupción

  • Caracas, 19 abr (EFE).- El líder opositor y alcalde venezolano Manuel Rosales, actualmente en la clandestinidad, está citado para este lunes a la primera audiencia del caso por presunta corrupción que le sigue la Fiscalía, pero que el dirigente ha denunciado como un "montaje" y una "cacería política".

Caracas, 19 abr (EFE).- El líder opositor y alcalde venezolano Manuel Rosales, actualmente en la clandestinidad, está citado para este lunes a la primera audiencia del caso por presunta corrupción que le sigue la Fiscalía, pero que el dirigente ha denunciado como un "montaje" y una "cacería política".

"He meditado mucho y puesto el oído en la tierra para escuchar la voz del pueblo, y mi decisión será la que dicte mi conciencia y la voz de Dios que es la voz del pueblo", expresó Rosales en una "carta abierta" que envío el martes a los medios desde la clandestinidad.

Rosales fue acusado en marzo pasado por la Fiscalía de presunto "enriquecimiento ilícito" en el período 2002-2004, cuando era gobernador reelegido del estado occidental de Zulia, un delito que acarrea penas de entre tres y diez años de cárcel.

La Fiscalía también solicitó cárcel preventiva para Rosales, lo que será decidido en la audiencia ordenada para mañana por el Tribunal 19 de Control de Caracas, donde fue radicado el caso a pedido del Ministerio Público y con el aval del Supremo venezolano.

La defensa del ex candidato presidencial opositor, derrotado por Chávez en los comicios de diciembre de 2006, ha pedido una prórroga de la audiencia prevista para mañana, sin que hasta ahora el juzgado se haya pronunciado al respecto.

El ex gobernador de Zulia y elegido alcalde de su capital, Maracaibo, en los comicios de noviembre de 2008, notificó por decreto el pasado 8 de abril su ausencia del cargo durante 15 días para "preparar" su defensa.

Permanece en Venezuela, según sus aliados políticos, algo en lo que la Fiscalía General confía, según expresó este sábado su titular, Luisa Ortega, mientras que representantes del Gobierno de Hugo Chávez aseveran que huyó del país.

De acuerdo con los "movimientos migratorios, Ministerio Público piensa que está en el país (...) yo nunca voy a pensar que una persona (imputada) no se va a presentar a una audiencia (judicial)", declaró Ortega, según la prensa local.

En su misiva del martes pasado, Rosales dijo estar "resguardado" en un lugar que no reveló.

Junto a las "fuerzas democráticas (...) enfrentaremos inteligentemente la cacería y el linchamiento que Chávez ha ordenado en mi contra", afirmó.

Reiteró que el caso de corrupción en su contra es un supuesto montaje del "chavismo", que buscaría "venganza" porque ha sido derrotado por él y sus aliados "una y otra vez en el Zulia".

También volvió a rechazar las acusaciones oficialistas de que posee múltiples propiedades y millonarias cuentas bancarias en el exterior, y retó "a Chávez a que demuestre" esas denuncias.

"Él (Chávez) solo actúa protegido por una justicia amañada y arrodillada, inmoral y corrupta, a quienes ordenó el 12 de octubre de 2008 desde la Plaza de Toros de Maracaibo que había que encarcelarme", afirmó el ex candidato presidencial opositor.

"Estoy decidido a meter preso a Manuel Rosales (...); sépalo el Zulia y Venezuela, porque una calaña como esa debe estar en prisión, no puede estar suelto", repitió Chávez el pasado 26 de octubre, en una de las varias ocasiones en que se refirió al líder opositor.

El ex alcalde del rico municipio caraqueño de Chacao, Leopoldo López, recordó ayer que el juicio contra el burgomaestre de Maracaibo lo "ordenó" Chávez, y "comenzó con una sentencia política del presidente: 'voy a meter a Rosales preso'", por lo que, añadió, el proceso tiene "una clara sentencia" anticipada.

Asimismo, el dirigente opositor Américo Martín recomendó al alcalde de Maracaibo "no entregarse" a la justicia venezolana porque "nadie le garantiza otra cosa que no sea una sentencia brutal".