Granados advierte a Panero de que no hay vuelta atrás y ha de dimitir

  • Madrid, 9 feb (EFE).- El secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha advertido al alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, de que "no hay vuelta atrás" y ha de dimitir de su responsabilidad al frente de ese consistorio, porque, de lo contrario, impulsaría una moción de censura contra él.

Madrid, 9 feb (EFE).- El secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha advertido al alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, de que "no hay vuelta atrás" y ha de dimitir de su responsabilidad al frente de ese consistorio, porque, de lo contrario, impulsaría una moción de censura contra él.

Fuentes del PP han informado de esa advertencia de Granados después de que González Panero, en contra de lo anunciado por el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, asegurase que no había puesto su cargo a disposición del partido.

Granados, por orden de la presidenta de la Comunidad de Madrid y del partido madrileño, Esperanza Aguirre, había mantenido una conversación con el alcalde de Boadilla y le había citado esta mañana en la sede nacional del PP, en la calle Génova.

En esa reunión, según las mismas fuentes, el secretario general del PP le transmitió que el partido quería que dimitiera aunque creyera en su inocencia, y González Panero lo aceptó y hablaron de quién podía sustituirle.

Granados, han añadido, comunicó a Esperanza Aguirre que Panero había aceptado dimitir y la presidenta madrileña se lo trasladó a su vez a Rajoy.

Sin embargo, el alcalde pidió que el anuncio de su dimisión esperase a la entrevista que iba a mantener poco después con el juez Garzón.

En esa entrevista, según las fuentes citadas, el juez de la Audiencia Nacional le comentó que de momento no tenía intención de citarle por el caso y, a su salida de la entrevista, González Panero comentó a los periodistas que no había presentado su dimisión.

Al conocer esas palabras la dirección regional y nacional del partido, Granados se ha puesto en contacto con el alcalde de Boadilla para advertirle de que no había vuelta atrás.

La dirección regional del PP espera que Panero confirme su dimisión, ya que, de lo contrario, Granados se trasladaría hoy mismo a Boadilla para reunir al grupo popular en el ayuntamiento de este municipio a fin de presentar una moción de censura.

Además, el PP ha adelantado que, si no dimite, le expulsará del partido.