La Muela.- El esposo de la alcaldesa, Juan Antonio Embarba, se encuentra declarando ante el juez de La Almunia

LA ALMUNIA DE DOÑA GODINA (ZARAGOZA), 23 (EUROPA PRESS) El empresario Juan Antonio Embarba, esposo de la alcaldesa de la localidad zaragozana de La Muela, María Victoria Pinilla, se encuentra declarando ante el juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Almunia de Doña Godina, por su presunta implicación en una supuesta red de corrupción urbanística. El juez Alfredo José Lajusticia decidió en la pasada madrugada dejar para la mañana de hoy la comparecencia judicial de Embarba, después de tomar declaración durante todo el día de ayer a varios de los 19 ciudadanos a los que el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) atribuye diversos delitos de tipo económico, dentro de la Operación 'Molinos'. Embarba ha tenido que cambiar de abogado, hasta ahora era Javier Notivoli, al entender el juez que el letrado podría incurrir en incompatibilidad porque representa también a su mujer, María Victoria Pinilla. De los 19 detenidos en la Operación 'Molinos' tres de ellos se encuentran en prisión, uno en libertad bajo fianza, doce en libertad con cargos, dos fueron puestas en libertad tras declarar ante la Policía, aunque serán citadas a declarar, y el último, el esposo de la alcaldesa, Juan Antonio Embarba, presta hoy declaración en el Juzgado de La Almunia. En total, son 20 las personas imputadas, contando con el subdirector provincial de Urbanismo, Carlos Martín Rafecas, al que la Policía le imputa un presunto tráfico de influencias. Tres de los detenidos se encuentran en prisión, la alcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla; un concejal de esta localidad, Juan Carlos Rodrigo Vela, y el empresario José Carlos Fernández, de la empresa Brocover, promotora de un complejo residencial. María Victoria Pinilla, para la que el juez ordenó esta madrugada prisión sin fianza, está imputada por los presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, fraude en las subvenciones, fraude y exacciones ilegales, y blanqueo de capitales. Al concejal Juan Carlos Rodrigo Rodrigo Vela se le imputan los supuestos delitos de tenencia ilícita de armas, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos, fraude y exacciones ilegales. También, el empresario madrileño José Carlos Fernández, de la empresa Brocover, se encuentra en la cárcel al que el Ministerio Fiscal, en su calificación, considera supuesto responsable de los delitos de blanqueo de capitales, cohecho y falsedad documental. Por parte, el presidente de Aranade, Julián de Miguel, sociedad vinculada al desarrollo urbanístico de La Muela, se encuentra en libertad bajo fianza de 120.000 euros, y está imputado por los presuntos delitos de uso de información privilegiada, malversación de caudales públicos, exenciones ilegales y tráfico de influencias. Víctor Embarba Pinilla, hijo de la alcaldesa; el escolta del consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Antonio Royo Velilla, y su madre María Jesús Velilla, se encuentran en libertad con cargos. A los tres se les imputa presunto tráfico de influencias. En la misma situación, se encuentra el arquitecto municipal de La Muela, Francisco Núñez, como presunto autor de sendos delitos de tráfico de influencias y uso de información privilegiada. También quedó en libertad con cargos, el secretario del Ayuntamiento de La Muela, Luis Ruiz. El constructor y primo de la alcaldesa, Carmelo Aured Pinilla, igualmente fue puesto hoy en libertad con cargos, imputado por la presunta comisión de un delito de tráfico de influencias. El empresario guipuzcoano Patxi Aramburu, presunto autor de un delito de uso de información privilegiada, salió también en libertad con cargos. Lo mismo ocurrió con el promotor de La Muela, Vicente Rodrigo López, imputado por cohecho. Otros cuatro empresarios, Miguel Ángel G., Isidro V., Antonio F. y Luis M.L.. Otros dos empresarios que fueron detenidos, familiares de José Carlos Fernández, salieron en libertad el pasado jueves tras declarar ante la Policía, aunque están a la espera de ser llamados a declarar ante el juez.