La policía imputa a Martín Rafecas un presunto delito de tráfico de influencias

  • Zaragoza, 20 mar (EFE).- La Policía ha imputado al subdirector provincial de Urbanismo del Gobierno de Aragón, Carlos Martín Rafecas, un presunto delito de tráfico de influencias, según ha confirmado él mismo tras permanecer en la Jefatura Superior durante unas dos horas y media.

La policía imputa a Martín Rafecas un presunto delito de tráfico de influencias

La policía imputa a Martín Rafecas un presunto delito de tráfico de influencias

Zaragoza, 20 mar (EFE).- La Policía ha imputado al subdirector provincial de Urbanismo del Gobierno de Aragón, Carlos Martín Rafecas, un presunto delito de tráfico de influencias, según ha confirmado él mismo tras permanecer en la Jefatura Superior durante unas dos horas y media.

En el interrogatorio, le han preguntado muchas cuestiones sobre su trabajo como alto cargo en la Dirección Provincial de Urbanismo, ha explicado a los medios de comunicación, a los que también ha confirmado que no ha quedado detenido y que se incorporaba a sus tareas diarias en su despacho.

Este es el primer cargo de la Administración autonómica que presta declaración en relación con la trama de presunta corrupción urbanística descubierta en la localidad de La Muela, en la que hasta ahora han sido detenidas 19 personas, entre ellas la alcaldesa de la localidad, María Victoria Pinillas, del PAR, su esposo, uno de sus hijos, un concejal, también del PAR, el secretario y el arquitecto municipales y varios empresarios.

Martín Rafecas ha estado dos horas y media en la Jefatura Superior de Policía, pero su declaración, en calidad de imputado por un presunto delito de tráfico de influencias, ha durado poco más de una hora, en la que le han preguntado sobre "temas técnicos" y sobre su labor en la administración.

"A lo largo de estos años han pasado cantidad de planeamientos de todos los municipios de Zaragoza" por el Departamento en el que trabaja y, según ha precisado, ha sido llamado a testificar "en calidad de técnico, única y exclusivamente", ya que ha tenido que explicar todo lo relativo a su trabajo profesional en La Muela.

Sobre si se había detectado alguna anomalía o irregularidad en los planes urbanísticos, ha recordado que hay recursos contenciosos interpuestos, "lo que quiere decir que ha habido alguna anomalía o irregularidad", ha señalado a los medios.

El funcionario, que ha quedado a disposición del juez de La Almunia de Doña Godina que investiga este asunto, por si considera oportuno llamarle a declarar, aunque "si es suficiente con la declaración de hoy, asunto terminado", ha sentenciado.

Carlos Martín, quien ha testificado acompañado de su abogado, Jesús García Huici, ha reconocido que se siente "muy mal", ya que todo ha sido "tan rápido" que apenas le ha dado tiempo a comentarlo con sus compañeros de departamento.

No obstante, ha asegurado que sus superiores le han dicho que esté "tranquilo" y ha dicho que va a reanudar su actividad profesional hoy mismo, porque al final de mes hay una nueva comisión y hay que prepararla.

Ha reconocido que conoce a algunas de las personas imputadas, como al técnico municipal de La Muela, pero únicamente por su "relación técnica" en el ámbito del planeamiento y urbanismo.

Martín Rafecas, un abogado de 60 años, lleva más de 30 años de carrera en la Administración autonómica aragonesa, donde ha ocupado diferentes cargos, desde director gerente del Instituto de Suelo y Vivienda a presidente del Consejo Económico y Social de Aragón.

Los detenidos en esta operación policial prestaron ayer sus primeras declaraciones ante la policía, que acusa a la alcaldesa María Victoria Pinilla de nueve delitos, entre ellos, cohecho, revelación de secretos, negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos, tráfico de influencias, prevaricación,fraude, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales.