Lucas defiende que sea la iniciativa pública la que desarrolle la tramitación de licencias y que se cumpla la actual ordenanza

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, defiende que sea la iniciativa pública la que desarrolle la tramitación de licencias urbanísticas y que se cumpla la actual ordenanza, del año 2004.

El socialista afirmó hoy que con la nueva tramitación de licencias anunciada --aplicable en principio a los expedientes de actividad empresarial y que da entrada a las entidades certificantes privadas-- se demuestra que "no se ha encontrado solución" dos años después del 'caso Guateque', el proceso judicial abierto por la concesión irregular de licencias en el seno del Consistorio capitalino.

"Es lamentable comprobar cómo nuevamente, por enésima vez, se presenta un nuevo sistema de tramitación de licencias en el Ayuntamiento de Madrid", declaró Lucas después de que el delegado de Hacienda, Juan Bravo, presentara hoy la nueva ordenanza de licencias, que estará plenamente activa entre abril de 2010 y 2011. Ahora se abre un periodo de alegaciones de 30 días para después pasar al Pleno esta aprobación inicial hoy presentada en Junta de Gobierno.

El nuevo sistema, basado en la colaboración público-privada, o de "externalización parcial", como fue definido hoy por el propio Bravo, no es del agrado del PSOE, que apuesta por la iniciativa pública al cien por cien.

"Nosotros siempre hemos dicho que tiene que ser la iniciativa pública la que desarrolle este nuevo sistema, tiene que haber una mayor confianza en las juntas municipales de distrito y tiene que haber una mayor confianza en los trabajadores municipales dotándoles de más medios", aseveró Lucas.

Y es que, según el socialista, la situación en Madrid es "caótica", con 13.000 licencias sin conceder y con locales que no cuentan con el necesario expediente "por la incapacidad, la ineptitud y la incompetencia del Ayuntamiento de Madrid".

Para el socialista la solución es sencilla y pasa por "cumplir las ordenanzas". "El gran problema que ha existido no era que no hubiera una buena ordenanza, sino que se incumplía sistemáticamente por la falta de control político que se ha ejercido por parte de Alberto Ruiz-Gallardón", apostilló.

"No nos gustaría pensar que, ante una situación económica como la que existe en estos momentos, cuando se están perdiendo 300 millones de euros al año por la no concesión de licencias, tengamos que decir dentro de unos meses que la casa sigue sin barrer y que las licencias no se conceden en nuestro municipio", apuntó.