Rosales llama a la "resistencia democrática" frente a la "dictadura" de Chávez

  • Caracas, 14 abr (EFE).- El líder opositor y alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, que enfrenta un caso por presunta corrupción y se encuentra en la clandestinidad, llamó hoy a los venezolanos "a la resistencia civil y democrática" frente al "régimen totalitario" del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Rosales llama a la "resistencia democrática" frente a la "dictadura" de Chávez

Rosales llama a la "resistencia democrática" frente a la "dictadura" de Chávez

Caracas, 14 abr (EFE).- El líder opositor y alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, que enfrenta un caso por presunta corrupción y se encuentra en la clandestinidad, llamó hoy a los venezolanos "a la resistencia civil y democrática" frente al "régimen totalitario" del presidente venezolano, Hugo Chávez.

En una "carta pública" enviada este martes a los medios, que tituló "declaración de lucha popular", Rosales habló de la supuesta pretensión del Gobierno de "aplastar" a la disidencia, y reiteró que el caso en su contra es una "cacería" y un "linchamiento" político.

Rosales, ex gobernador del estado petrolero de Zulia y elegido alcalde de su capital en los comicios de noviembre de 2008, notificó por decreto el pasado 8 de abril su ausencia del cargo durante 15 días para "preparar" su defensa y, según sus aliados políticos, permanece en el país aunque en un lugar no revelado.

En su carta, el líder opositor dijo estar "resguardado, protegiendo" su "integridad física con el apoyo de todos los factores democráticos", sin más precisiones.

Acusó al mandatario venezolano de buscar "controlar el funcionamiento del país", y denunció que "para ello ha contado con el apoyo silencioso de los poderes públicos, a los que domina y dirige de la forma más obscena, así como lo han hecho los dictadores en el devenir de la historia".

"El Gobierno pretende aplastarnos, no quieren que le disputen el poder los que pensamos y tenemos una visión distinta de país (...) quiere que el país deseche la posibilidad de un gobierno diferente a su 'revolución'", aseveró Rosales.

Argumentó que ello estaría demostrado con las recientes medidas oficiales destinadas "a quitarles competencia a los estados y municipios", así como el "hostigamiento y persecución a medios" y personalidades de oposición.

Reiteró que el caso de corrupción en su contra es un supuesto montaje del "chavismo", que buscaría "venganza" porque ha sido derrotado por él y sus aliados "una y otra vez en el Zulia".

Volvió a rechazar las acusaciones oficialistas de que posee múltiples propiedades y millonarias cuentas bancarias en el exterior, y retó "a Chávez a que demuestre" esas denuncias.

"Él (Chávez) solo actúa protegido por una justicia amañada y arrodillada, inmoral y corrupta, a quienes ordenó el 12 de octubre del 2008 desde la Plaza de Toros de Maracaibo que había que encarcelarme", afirmó el ex candidato presidencial opositor.

"Estoy decidido a meter preso a Manuel Rosales (...); sépalo el Zulia y Venezuela, porque una calaña como esa debe estar en prisión, no puede estar suelto", repitió Chávez el pasado 26 de octubre.

Rosales expresó que mientras Chávez "escoge a quién debe enjuiciarse" en las filas opositoras, ningún poder público "investiga las graves denuncias" de presunta corrupción en "su entorno" presidencial.

"Seguimos en la lucha hoy más que nunca, y enfrentaremos inteligentemente la cacería y el linchamiento que Chávez ha ordenado en mi contra", afirmó el alcalde de Maracaibo en su carta.

El próximo lunes Rosales deberá comparecer ante un tribunal de Caracas para la primera audiencia en el caso de enriquecimiento ilícito en su contra.

Su defensa ha pedido una prórroga de la audiencia, sin que hasta ahora el juzgado caraqueño se haya pronunciado al respecto.

"He meditado mucho y puesto el oído en la tierra para escuchar la voz del pueblo y mi decisión será la que dicte mi conciencia y la voz de Dios que es la voz del pueblo", expresó Rosales en su carta.

Agregó que "hoy más que nunca necesitamos un movimiento de resistencia civil y democrática (...) que no caiga en el derrotismo" y enfrente la "dictadura" del Gobierno de Chávez.