Antich recuerda que sólo la Justicia o el propio Vicens (UM) pueden decidir si abandona el escaño en el Parlament

PALMA DE MALLORCA, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente del Govern balear, Francesc Antich, recordó que, en el caso de la imputación del parlamentario Bartomeu Vicens en el caso Son Oms, sólo el sistema de Justicia o el mismo afectado pueden decidir que abandone el escaño que ocupa en el Parlament balear y devuelva su acta de diputado, y en ningún caso él, que es presidente del Ejecutivo autonómico.

Según expuso hoy Antich, durante la inauguración de un centro tecnológico de la compañía multinacional Microsoft en el parque tecnológico Parc Bit de Mallorca la decisión le corresponde a Vicenç, porque "todas las fuerzas políticas han opinado ya" sobre este asunto, que, por el momento, ha supuesto que el Grupo Parlamentario de Unió Mallorquina se disolviese y pasasen los tres integrantes al Grupo Mixto.

En sus declaraciones, el presidente admitió que "no llama" a Bartomeu Vicens cuando se trata de negociar algún aspecto relacionado con el funcionamiento de la Comunidad Autónoma, que es lo máximo que le permite una ley que "prevé que un señor pueda estar en el Parlament a pesar de todas estas dificultades", lamentó, al tiempo que afirmó "estar cansado" de repetir que ahora son fiscales y jueces quienes deben realizar su trabajo.

A pesar de todo, el presidente quiso manifestar que, a pesar de "algunos histerismos" que llegan desde la oposición del PP, "hay pocas legislaturas en las que en el Parlament se esté más en consenso que en esta". Y, todo ello, a pesar de que se están abordando una ingente cantidad de asuntos. Para Antich, esto demuestra de "manera muy clara" que hay una "voluntad de consensuar" en las fuerzas políticas que conforman el gobierno.

GESTIÓN POSITIVA

Antich, que pronto cumplirá dos años al frente del Ejecutivo autonómico, realizó una valoración "positiva" de la gestión realizada por su equipo hasta ahora, "a pesar de las dificultades" y de que "este Govern partió con una gran deuda acumulada por gobiernos anteriores, que hemos ido subsanando" en este periodo. Y entre la que destacó el desorbitado coste la línea de metro Palma-Campus Universitario.

Por otro lado, también incidió en que "cuando comenzábamos esta legislatura nadie pensaba que nos encontrásemos en una situación económica como la que estamos, lo que nos ha hecho ir cambiando de objetivos para dar respuestas". Para ello, ha sido necesario pactar con sindicatos, empresarios y agentes sociales las políticas tanto a corto plazo, solucionando problemas puntuales, como el cambio de modelo, el otro puntal en que se basa el actual Govern.

En esa línea, Francesc Antich señaló que "estamos haciendo un esfuerzo extraordinario en aspectos como la inversión en I+D+i" con vistas al futuro, ya que "después de la crisis algunos sectores no volverán a ser lo que eran, ni tampoco pueden volver a serlo". Por lo que consideró que "será necesario crear nuevos nichos de actividad", a fin de que Baleares, que "es una de las comunidades que está aguantando mejor la crisis", sea también una de las que empiece a salir antes de ella.