El Parlament rechaza pedir al Estado desarrollar el REB ya que "la prioridad" actual es la reforma de la financiación

El PSIB pide al PP que clarifique de "forma coherente" su posición sobre el nuevo modelo fiscal y reconozca "lo que se ha avanzado" en los últimos meses PALMA DE MALLORCA, 10 (EUROPA PRESS) El Parlament rechazó hoy, con siete votos a favor del PP y nueve en contra de PSIB, Bloc y Grupo Mixto, reclamar al Estado que desarrolle la nueva ley del Régimen Especial Balear (REB) en el plazo máximo de un año, tal y como ha solicitado el PP, al alegar que en estos momentos "la prioridad" radica en lograr la reforma del sistema de financiación, por lo que sería "contraproducente utilizar la cuestión del REB para desviar la atención sobre la mejora del modelo fiscal". Durante la defensa de la Proposición No de Ley que presentó al respecto la oposición durante la Comisión de Hacienda y Presupuestos, el diputado 'popular' Santiago Tadeo recalcó que la actual coyuntura económica hace necesario poner en marcha el nuevo REB en el periodo máximo de un año teniendo en cuenta la insularidad, lo que en su opinión beneficiará a las empresas y asegurará "subsanar los desequilibrios que produce la insularidad". Otro de los puntos contemplados en la Proposición y que por tanto también fue rechazado, es la necesidad de negociar con el Estado y conseguir que las inversiones en las islas constituyan, como mínimo, la media nacional en términos per cápita, de acuerdo a lo establecido en el Estatut d'Autonomia, y que supondría percibir unos 600 millones de euros "en lugar de los 300 actualmente presupuestados". Tadeo pidió asimismo que el Govern exija al Ejecutivo central el cobro de los convenios pendientes, como el de carreteras -que asciende a 333 millones de euros- o el ferroviario, ya que mediante el Plan Estatal de Infraestructuras a Baleares le corresponden 2.069 millones frente a los 440 que se han anunciado. "En estos momentos tiemblan estas tres cuestiones", consideró el parlamentario del PP, quien respecto a la financiación manifestó que "la única música que se constataba desde el Estado era el reconocimiento de lo perjudicadas que están las islas en materia fiscal, pero no que las cifras fuesen las adecuadas". Frente a estas reivindicaciones, el diputado del Grupo Socialista, José Luis Carretero, recalcó que "no es bueno" mezclar la financiación con la implantación del REB y apuntó la necesidad de que el PP clarifique de "forma coherente" su posición respecto a la reforma del modelo de financiación y reconozca que "se ha avanzado y no poco" en los últimos meses respecto a esta cuestión. Mientras tanto, el portavoz parlamentario del Bloc, Biel Barceló, manifestó que el REB es "importantísimo" pero en la misma línea consideró "contraproducente" utilizar este asunto para desviar la atención sobre la financiación. "Una vez solucionado el tema fiscal, tendremos que ponernos manos a la obra en el desarrollo del REB", agregó Barceló, quien consideró asimismo que "no tiene mucho sentido instar al Govern a lo que ya está haciendo" en relación con las reivindicaciones de la oposición. NEGOCIACIONES "COMPLICADAS" En el turno del Grupo Mixto, Josep Melià aseveró que en estos momentos la prioridad es resolver la reforma del modelo de financiación para posteriormente proceder a la mejora del REB. En relación con los convenios, se mostró "también preocupado por que fructifiquen", aunque aseveró que se trata de negociaciones "complicadas que deben ir abordándose desde la flexibilidad, a fin de intentar alcanzar acuerdos sobre las cantidades necesarias para Baleares", remarcó. La Proposición No de Ley hacía hincapié asimismo en la necesidad de desarrollar desde el Estado una política energética que mengüe la dependencia externa de las islas; impulsar un plan para reducir los costes de la electricidad, que debe subir un 11 por ciento, tratando de buscar alternativas; desarrollar una política laboral que genere incentivos a la creación de trabajo y a su cualificación, y trabajar a fin de reducir los costes en las telecomunicaciones.