El PP descarta una moción de censura a Antich para no contar con el "voto de la corrupción" del diputado Vicens

PALMA DE MALLORCA, 01 (EUROPA PRESS) El PP descartó hoy presentar una moción de censura contra el presidente del Govern, Francesc Antich, porque para que saliese adelante, sería necesario contar con el "voto de la corrupción" representado, a su juicio, en el diputado del Grupo Mixto Bartomeu Vicens (ex-UM), que se encuentra en libertad bajo fianza de 100.000 euros por su implicación en el caso Son Oms. En un comunicado, el PP respondió así a las declaraciones de Antich, quien en el Pleno del Parlament celebrado ayer retó a la presidenta de esta formación, Rosa Estarás, a presentar una moción de censura contra él "si es valiente" para calibrar el apoyo que tendría la 'popular' en la Cámara. Así, los 'populares' recordaron que cuentan con el apoyo de 29 parlamentarios, mientras que el Govern de Antich, mediante la suma de seis partidos, tiene el apoyo de otros 29 parlamentarios, "más el del diputado del Grupo Mixto, electo en las listas de Unió Mallorquina, Bartomeu Vicens, sometido a una medida cautelar de libertad bajo fianza de 100.000 euros por su implicación en el caso Son Oms". Por esta razón, el PP reiteró su demanda al presidente del Ejecutivo autonómico de convocatoria anticipada de elecciones autonómicas para que "la voz de los ciudadanos permita restaurar la dignidad del Parlament". En este sentido, recordó que en su intervención ayer en el Parlament, Estarás fundamentó la demanda de elecciones en la "inestabilidad" de un Govern, que, en su opinión, se encuentra "en la UVI del descrédito y la desconfianza". "El Govern no funciona, es incapaz de generar confianza entre los ciudadanos ante la peor crisis económica de la historia de las islas e incluso de generar confianza entre los propios aliados en el Ejecutivo", censuró. Asimismo, la presidenta del PP recordó los "vaivenes y las contradicciones" del Govern ante cuestiones de la "importancia" del hospital Son Espases, el proyecto de Ley de Vivienda, el Plan Territorial de Mallorca, los trazados del tren en Alcúdia y Manacor, el tranvía de Palma, el decreto de medidas urgentes de apoyo a la economía, Son Baco y el sistema de financiación de Baleares y las inversiones del Estado en Baleares. De este modo, los 'populares' aseveraron que "tal es el deterioro" de la situación del Govern, que las "deslealtades alcanzan incluso al insulto entre partidos del mismo Ejecutivo" y, en esta línea, criticó que existe una "crisis política e institucional que incide severamente en la crisis económica que padecen los ciudadanos de las islas". Por este motivo, emplazó a Antich a "recuperar el respeto" entre los mismos aliados, con el fin de dar "coherencia y unidad de criterio y actuación al Govern". En caso contrario y "ante la evidencia de su incapacidad para conseguir tal objetivo, la solución pasa por la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas", insistió el PP.