El PP extremeño llevará su moción contra la reforma de la ley a todos los ayuntamientos a partir de mañana

Quiere que el texto elaborado en la subcomisión del Congreso se sustituya por un nuevo documento consensuado por socialistas y 'populares' MÉRIDA, 29 (EUROPA PRESS) El Partido Popular de Extremadura llevará a partir de mañana su moción contraria a la reforma de la Ley del Aborto a los plenos de todos los ayuntamientos de la región en los que cuenta con grupo propio. La moción ya fue presentada en las sesiones plenarias que se celebraron el pasado viernes en las dos diputaciones provinciales, en ninguna de las cuales prosperó, toda vez que el PSOE domina ambos plenarios con mayoría absoluta. En el caso de Cáceres ni siquiera llegó a entrar en el orden del día porque el Grupo Socialista rechazó la inclusión de la iniciativa con carácter de urgencia, tal y como pedía el PP. El secretario general del PP extremeño, Fernando Manzano, explicó hoy a Europa Press que la "motivación" de su partido para llegar esta iniciativa a todas las corporaciones locales de la región es "la Constitución española, en la que se dice que la mayoría de edad en este país está en los 18 años de edad". De hecho, el elemento del texto elaborado en la subcomisión del Congreso que más rechazo provoca entre los 'populares' extremeños es la recomendación de que menores con 16 y 17 años de edad, puedan decidir abortar sin tener que informar de ello a sus padres. "¿Qué pasaría si una niña de 16 años dice a sus padres que se va al instituto y en vez de en el instituto está en un quirófano y en ese quirófano pasa algo?, ¿qué pasaría ahí?", advierte Fernando Manzano, quien está convencido de que este tipo de cuestiones se las hacen "todos los padres" que se imaginan en una situación como la descrita. "Hemos decidido que no podemos estar en contra de la Constitución Española, que dice que la mayoría de edad son los 18 años; si en este país una menor edad no puede ir a un bar y pedirse una 'Sandy', no puede sacar una cajetilla de tabaco de una máquina, no puede ir a ejercitar el derecho al voto y no puede quitarse una muela sin la aprobación de sus padres o tutor legal, ¿cómo puede decidir sobre el derecho a la vida?", se pregunta Manzano en tono retórico. Para el dirigente de los 'populares' extremeños hay "cuestiones que rozan el cinismo puro y duro" entre los planteamientos que recoge el texto elaborado por la subcomisión encargada de estudiar la reforma legislativa, el cual fue apoyado en la Comisión de Igualdad de la Cámara por PSOE, ERC, IU, ICV, BNG y Na-Bai y rechazado por el PP, con la abstención del PNV. Por su parte, CiU no votó porque hay distintas visiones sobre este tema dentro de su formación. NUEVO TEXTO CONSENSUADO Manzano anunció que su partido, también en algunas otras comunidades, llevará el debate a todas las instituciones en las que sea posible hasta conseguir "que se retome todo el texto" de nuevo y "se consensúe un nuevo texto entre los dos grandes partidos", PSOE y PP, dado que son "los que tienen posibilidad de gobierno en este país". Para el secretario general del PP extremeño las reticencias expresadas a la reforma por el ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, también crítico en un artículo en El País con la posiblidad de que una joven de 16 años aborte sin que lo sepan sus padres, son "una cuestión de razonamiento común". "Lo que no entiendo es que Vara y el PSOE de Extremadura todavía no estén reivindicando que eso no tenga lugar y exigiendo que se dé marcha atrás al proyecto", sentencia Manzano. Cabe recordar que la moción que se presentará en todos los ayuntamientos se compone de tres puntos, en el segundo de los cuales se insta al Gobierno de la Nación y al Congreso de los Diputados a que la reforma legislativa quede relegada "sine die" por considerar que hay "asuntos más relevantes y de mayor importancia que afrontar y que afectan a la sociedad española". Además, en el primer punto de la iniciativa del PP extremeño se declara el derecho de los padres o representantes legales de los menores de 18 años a participar en su educación sexual y afectiva, así como a dar su autorización y consentimiento en "todos aquellos asuntos de importancia y calado que afecten a la salud y al entorno vital de sus hijos". Por último, el tercer apartado de la moción insta al Gobierno central a intensificar las ayudas existentes dirigidas a la familia y a la maternidad, así como a emprender otras nuevas.