El PP extremeño presenta en las diputaciones de Cáceres y Badajoz una moción que pide parar la reforma

MÉRIDA, 27 (EUROPA PRESS) El PP extremeño presentó hoy en los plenos de las diputaciones de Cáceres y Badajoz una moción en la que pide que se detenga "sine die" el proceso de reforma de la Ley del Aborto por considerar que hay "asuntos más relevantes y de mayor importancia que afrontar y que afectan a la sociedad española". Además, los grupos populares en cada uno de los ayuntamientos de la región extremeña llevarán la misma moción a las sesiones plenarias que se celebren en los corporaciones locales a partir de la próxima semana. En el día de hoy, la iniciativa de los 'populares' no prosperó en ninguno de los dos escenarios, toda vez que los socialistas ostentan la mayoría absoluta en los plenarios de ambas instituciones provinciales. En el caso de la Diputación de Cáceres el PP pretendió, sin éxito, su inclusión por vía de urgencia. Así, la misma incorporación al orden del día de la moción fue rechazada por el PSOE. En cambio, en Badajoz sí que la moción integró el orden del pleno, si bien en este caso su contenido obtuvo el voto en contra del Grupo Socialista pacense. El texto de la moción que el PP llevará también a los ayuntamientos se compone de tres puntos, en el segundo de los cuales se insta al Gobierno de la Nación y al Congreso de los Diputados a que la reforma legislativa quede relegada "sine die". En el primer punto de la iniciativa del PP extremeño se declara el derecho de los padres o representantes legales de los menores de 18 años a participar en su educación sexual y afectiva, así como a dar su autorización y consentimiento en "todos aquellos asuntos de importancia y calado que afecten a la salud y al entorno vital de sus hijos". PLENOS PROVINCIALES En el caso de la Diputación de Cáceres, el Partido Popular presentó hoy la moción por vía urgente en el pleno ordinario. Precisamente fue rechazada tal urgencia por el Grupo Socialista, cuyo portavoz y vicepresidente primero de la institución provincial, Miguel Ángel Morales, argumentó su posición exponiendo que "se trata de un proyecto de ley que se está tramitando en el Parlamento" nacional, de modo que "tendrán que ser los parlamentarios los que tendrán que decidir lo que sea mejor para sacar adelante, reformar o modificar la ley en base a las competencias que tiene". "La diputación no va a aportar nada en este tema, dediquémonos a trabajar por los municipios, y temas que son de responsabilidad del parlamento y del congreso de los diputados, lo hagan ellos", agregó Morales quien espetó a los 'populares' que no tengan "ningún temor, porque el Grupo Socialista en el parlamento no tiene mayoría, por lo que la ley podrá salir ni se sabe cómo", aseveró. Durante la justificación de la urgencia, la diputada 'popular' Belén Vázquez indicó que "si alguien no lo remedia" el proyecto de ley que se está llevando a cabo, niñas de entre 16 y 18 años podrán someterse a abortos y señaló que esto "privará a los padres del derecho de acompañar a sus hijos a someterse a cualquier operación de este tipo, que conlleva unos riesgos". Además, hizo hincapié en que si la moción se posponía a la siguiente convocatoria ordinaria de pleno "a lo mejor está aprobada la ley" y apeló por ello al "sentimiento" de los diputados presentes en el pleno "como padres y madres". Finalmente, la urgencia de la moción fue rechazada con los votos en contra del Partido Socialista, por lo que no entró a debate y votación. En Badajoz, el Grupo Socialista alegó, entre otros motivos, que las informaciones aparecidas hasta el momento dimanan tan sólo de un dictamen de un grupo de expertos, sin que exista siquiera un proyecto de ley sobre el cual posicionarse.