El PP rechaza debatir en el pleno de la Diputación una moción del PSPV sobre los insultos de Rus a profesores

Los socialistas pedían "disculpas" públicas y el presidente no retira lo dicho y se niega a hablar en la corporación de un tema "de fuera"

VALENCIA, 20 (EUROPA PRESS)

El PP, al frente del gobierno de la Diputación de Valencia, rechazó hoy con sus votos debatir en el pleno de esta institución una moción planteada por el PSPV con la que los socialistas proponían al presidente de la corporación provincial, Alfonso Rus, que pidiera "disculpas públicamente" por "los insultos y las amenazas" hechas "contra los profesores que usan el valenciano normativo".

La moción del PSPV, suscrita por su portavoz, Rafael Rubio, hacía referencia a las declaraciones realizadas por el también presidente provincial del PP en Valencia durante un mitin de su partido en Xàtiva el pasado 25 de abril. En este acto, el responsable provincial llamó "gilipollas" a aquellos profesores que dicen "gairebé" y "aleshores" y dijo que había que "rematarlos".

El contenido de la moción socialista no llegó a tratarse en el pleno porque en primer lugar se debatió su urgencia para poder ser defendida en la sesión y fue rechazada con los votos del grupo popular, un total de 18. Por contra, el PSPV la respaldó, con 12 votos, y el diputado de EU, Jesús León, se abstuvo.

Rus, que apuntó que no retira lo dicho, se negó a hablar de esta cuestión en el pleno de la Diputación y consideró que "hablar en esta institución de algo de fuera, que no toca". Señaló que contestará al PSPV y a "quien sea, las veces que haga falta", pero rechazó, por respeto a la corporación provincial, "entrar" en "un debate, en un circo" ante "mociones del tema que crea conveniente" la oposición.

Diferenció sus responsabilidades como presidente provincial del PP y como presidente de la institución provincial. "Yo cuando hablo a nivel político es una cosa y cuando hablo a nivel de la Diputación es otra", manifestó. Indicó que "fuera, políticamente uno podrá equivocarse, no equivocarse, pedir disculpas o no pedir disculpas" y afirmó que él "siempre" ha asumido lo que ha dicho.

Alfonso Rus agregó, en este sentido, que si se ha equivocado, para él es "lo más fácil del mundo decir que me he equivocado, no me cuesta ni un minuto". No obstante, afirmó tras ello que lo que dijo "lo mantengo sobre tres personas y no voy a retirarlo" y apuntó que "la libertad de expresión siempre es para todos".

Igualmente, comentó que en su cargo de presidente de la corporación provincial y "en esta cámara, en la Diputación" va a ser "lo más respetuoso del mundo" porque "aquí no soy el presidente del PP, soy el presidente de todos y voy a intentar por todos los medios que haya consenso para mejorar la gestión de la Diputación", explicó. "A nivel político, soy otra cosa, mejor o peor, me crezco, soy Indurain", añadió.

El PSPV, como recoge su moción, considera "intolerables" las manifestaciones sobre los profesores hechas por Rus y señala que estas afirmaciones "han provocado un gran rechazo en los diferentes estamentos del mundo educativo, así como que "cuando los excesos verbales abocan en el insulto, se manifiesta la falta de argumentos políticos".

QUEBRAR "LA CORTESÍA"

Los socialistas proponían en este escrito que Rus pida "disculpas públicamente" y que el pleno de la Diputación de Valencia manifestara "su apoyo al conjunto de docentes de la enseñanza pública que tienen la responsabilidad diaria de formar y educar en los valores de respeto, diálogo y convivencia democrática a los niños y niñas valencianos".

Asimismo, reclamaba el "apoyo" de la corporación a los profesores que educan en valenciano "con el único objetivo de potenciar un sistema educativo que utiliza el valenciano como lengua vehicular y que a la vez, favorece la normalización lingüística en todos los ámbitos sociales".

El portavoz del PSPV dijo que ésta es una moción que a los socialistas "nunca nos hubiera gustado hacer" y apuntó que para ello "no se hubieran tenido que producir las declaraciones del presidente de la Diputación". Lamentó que se rechazara la urgencia de la propuesta y señaló que esto supone "una situación nueva" en la corporación, según aseguró, "un hecho grave" con el que "se quiebra la cortesía" de la institución y un "uso habitual".

Rafael Rubio defendió la urgencia porque las afirmaciones de Rus se produjeron "recientemente" y "hay que debatir determinadas cuestiones en el momento que se producen", precisó. Indicó al presidente que "cuando uno hace o dice algo tiene que asumirlo" y aseveró que "no se está hablando de alguien que no tenga que ver con la Diputación. Pidió que si la moción no salía adelante, como pasó, que se tenga "por presentada" y que se debata en el próximo pleno.

Por su lado, el portavoz del PP, Juan José Medina, negó que se rompa la "cordialidad" al rechazar la urgencia de la moción del PSPV y destacó que el asunto de este escrito "no corresponde al pleno". Resaltó que se ha pedido un dictamen jurídico al respecto. Rubio respondió que le parecía "bien" que se haya pedido dicho documento y sostuvo que "diga lo que diga" ese informe, "nadie" puede "hurtar el derecho de los diputados a presentar cuestiones que creen importantes en un momento".