El Senado italiano aprueba la moción que prohíbe suspender la alimentación a pacientes como Eluana

ROMA, 10 (EUROPA PRESS/G. Moreno) El Senado italiano aprobó esta mañana por 159 votos a favor, 104 en contra y tres abstenciones una moción por la que se prohíbe suspender la alimentación y la hidratación a los pacientes incapaces de valerse por sí mismos. La moción, que había sido presentada por los partidos del Gobierno (centro-derecha), también contó con los votos favorables de cuatro senadores del Partido Democrático (PD), que es el principal partido de la oposición. La aprobación del texto llega al día siguiente de la muerte de Eluana Englaro, la mujer que llevaba 17 años en estado vegetativo y a la que los médicos interrumpieron el pasado viernes la alimentación artificial que la mantenía con vida. La mujer murió precisamente mientras el Senado estaba debatiendo un proyecto de ley que había sido ideado para salvarle la vida. Anoche, tras conocer la noticia de su muerte, los senadores abandonaron la discusión no sin antes lanzarse acusaciones los unos contra los otros. Así, mientras los senadores del centro derecha acusaron de "asesinato" a quienes apoyaban la interrupción de la alimentación, los del centro izquierda denunciaron la "instrumentalización" del caso de Eluana Englaro por parte del Gobierno. Finalmente, el debate sobre el proyecto de ley quedó interrumpido y los parlamentarios votaron hoy tres mociones distintas sobre el mismo tema, de las que sólo salió adelante la que habían presentado los partidos del Gobierno. El texto de esta moción destaca el compromiso del Gobierno italiano en "garantizar que, la alimentación y la hidratación, en cuanto formas de apoyo vital y fisiológico finalizadas a aliviar los sufrimientos, no pueden en ningún caso ser negadas por parte de quien asiste a sujetos incapaces de valerse por sí mismos". La moción también urge a aprobar "normas que garanticen la certeza de curas idóneas y una adecuada asistencia en la fase terminal de la existencia", en "la plena convicción de que en nuestro país nadie más pueda morir de hambre y sed".