Estarás acusa a Antich de haber dejado al PP una deuda de 300 millones durante el anterior Pacto de Progreso

Antich desmiente a Estarás al recordar la "satisfacción" del ex-conseller de Economía, Lluís Ramis de Ayreflor, por el superávit que había encontrado

PALMA DE MALLORCA, 28 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP, Rosa Estarás, acusó hoy al presidente del Govern, Francesc Antich, de haber dejado una deuda de 300 millones de euros durante el anterior Pacto de Progreso (1999-2003), debido a que la Conselleria de Salud de esa legislatura "dejó sin pagar en los cajones expedientes por valor de 100 millones de euros, mientras que el tren de Manacor sufrió un desfase presupuestario de más del 55 por ciento que lo tuvimos que pagar nosotros".

Durante el Pleno del Parlament, Antich desmintió a Estarás al recordar que el ex-conseller de Economía y Hacienda, Lluís Ramis de Ayreflor, admitió, cuando tomó posesión de su cargo, estar "muy satisfecho" por el "superávit" que había encontrado, gracias a la gestión del Govern del Pacto de Progreso.

Además, replicó que, por el contrario, el Ejecutivo de Jaume Matas dejó una deuda de 250 millones de euros al actual Govern, debido a su "mala gestión", que provocó que el Metro de Palma "se tuviera que hacer dos veces, mientras que las autopistas de Ibiza fueron un 40 por ciento más caras y se construyó el Palma Arena, cuya pista no sirve".

Por su parte, Estarás preguntó a Antich si va a "adelgazar" su Govern de los "michelines administrativos", tras conocer la última Encuesta de Población Activa, que revela que Baleares es la cuarta Comunidad Autónoma con un mayor número de parados, tras superar la cifra de 110.000.

Sin embargo, lamentó que el presidente continúa manteniendo las 14 Consellerias que "no responden al interés general", con el fin de continuar manteniendo la silla en el Consolat de Mar y evitar que ninguno de los partidos políticos que conforman el Ejecutivo pierdan poder en el mismo.

La presidenta 'popular' avanzó que en los próximos días, presentará un 'Plan de austeridad y transparencia' para afrontar la crisis, mediante el cual el Govern se podría ahorrar hasta 15 millones de euros si redujera el número de Consellerias y de empresas públicas.

"A la crisis hay que mirarla de frente y no esconder la cabeza como las avestruces, porque ni le dejan gobernar, ni dirige su Ejecutivo y, por tanto, no tiene ninguna credibilidad", le espetó Estarás a Antich, a quien, a su juicio, "parece que no le falta el dinero", refiriéndose así al hecho de que haya encargado por 12 millones de euros la emisión de las carreras de la Fórmula 1 en IB3 "cuando se ve al mismo tiempo en TV3 y en La Sexta".

Además, consideró que "no tiene ninguna explicación" que en el momento actual, el Govern haya destinado 1,3 millones de euros para plantar 1.800 oliveras en 10 kilómetros de carretera y haya reservado una partida de 8 millones de euros en estudios para "perseguir todo el tema del tren y el Metro".

"NO GOBERNARÉ NUNCA CON EL VOTO DE LA CORRUPCIÓN"

Por otra parte, Estarás remarcó que lo que "no hará nunca, ni se morirá nunca de ganas de hacer" es gobernar con el "voto de la corrupción", refiriéndose así al hecho de que Antich necesita para sacar adelante sus iniciativas en la Cámara balear del apoyo del parlamentario del Grupo Mixto (ex-UM), Bartomeu Vicens, quien se encuentra en libertad tras haber pagado una fianza de 100.000 euros por el caso Son Oms.

Asimismo, la presidenta del PP criticó la "crisis" que existe en el seno del Ejecutivo, debido a que el PSIB y UM están a favor del trazado sur del Tren de Alcúdia por s'Albufera, mientras que el PSM está en contra y apuesta por el trazado norte, a pesar de que el Consell de Mallorca elaboró un informe contrario a la propuesta de los nacionalistas.

Por otro lado, apuntó que también existen diferencias respecto al Tren de Manacor, ya que Independents y UM quieren el ferrocarril soterrado, tal como se acordó en el Pleno del Ayuntamiento, mientras que el PSM no lo quiere soterrar.

"Mientras se pelean entre ustedes, hay manifestaciones y tractoradas, por lo que creo que tiene una crisis interna y mientras no resuelva estas trifulcas internas, el paro seguirá aumentando y perderemos los 443 millones de euros de inversiones estatales en tren, de las que 190 irían destinados al ferrocarril de Artà y Manacor y 99 para el de Alcúdia", zanjó Estarás.

"SE MUERE DE GANAS DE ESTAR EN CRISIS" CON UM

Por su parte, Antich consideró que Estarás "se muere de ganas de estar en crisis con este partido que está en crisis", en referencia al deseo que, a su juicio, tiene el PP de gobernar con UM. El presidente reiteró que no tiene ninguna voluntad de remodelar el Ejecutivo y mucho menos fusionar las Consellerias de Turismo y Deportes, mientras que acusó a Estarás de acudir al Parlament a dar un "mitin".

Antich admitió que existen "discrepancias" respecto al Tren de Alcúdia y Manacor y, por ello, subrayó que la Conselleria de Movilidad está analizando todas las alternativas". "Lo haremos de manera diferente a cómo lo hacía el PP, cuando el presidente del Govern se sentaba por la mañana y decía por dónde tenía que pasar el Metro", recalcó.

Además, expresó su "sorpresa" por el hecho de que Estarás se preocupe ahora por las manifestaciones de colectivos en contra de los proyectos ferroviarios de la Conselleria, cuando, según indicó, los 'populares' "no se preocuparon ni un poco por las movilizaciones en contra de las autopistas de Ibiza, que se pusieron en marcha sin drenajes, con un aumento del presupuesto de más del 37 por ciento en algunas líneas y con una crispación social por las expropiaciones, muchas de ellas, mal hechas según dicen los tribunales en estos momentos".

"La única manera de tirar adelante estos proyectos es agotando todas las posibilidades de diálogo con los alcaldes de Manacor y Alcúdia, pero con un proyecto medioambiental, social y económicamente viable", sentenció Antich, quien anunció que estudiará todas las alternativas posibles "hasta el último momento".

Finalmente, Antich destacó que uno de los temas "importantes" para resolver la crisis es lograr una "buena" financiación estatal y, en esta línea, apuntó que todavía está esperando a escuchar al presidente del PP, Mariano Rajoy, asegurar que Baleares necesita una buena financiación.

"Tiene mucho trabajo en su casa como para preocuparse por lo que sucede fuera", le espetó Antich a Estarás, a quien preguntó si "ya tiene resuelto cómo lo harán en Palma", en referencia a los diferentes candidatos que se barajan para dirigir el PP de la capital balear.