La Diputación de León aplicará reducciones en el gasto de los teléfonos móviles de la institución para afrontar la crisis

LEÓN, 27 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, anunció hoy que la institución provincial aplicará medidas para reducir el gasto de los teléfonos móviles de los representantes y empleados de la administración como medida de austeridad para afrontar la crisis económica.

Al respecto, precisó que se trata de una propuesta en la que se trabaja y que tendrá efectividad "próximamente" dado que el gasto en este apartado es "excesivo" y se trata de una cuestión que se puede "atajar".

Isabel Carrasco realizó estas declaraciones durante la sesión plenaria de la institución provincial celebrada hoy, tras la moción presentada por el Grupo Socialista en la que exigió a la Diputación de León la creación de un plan de inversiones extraordinarias para los ayuntamientos encaminado a paliar las consecuencias de la crisis económica en la provincia.

Asimismo, el Grupo Socialista solicitó un incremento de las partidas en materia de protección social, la elaboración de un plan de reducción de costes para acometer en mejores condiciones las políticas contra la crisis y el establecimiento de un foro de acuerdo en el que todos los partidos políticos consensuen y pacten las citadas medidas.

Por su parte, los representantes del PP no aprobaron la urgencia de dicha moción, ya que la presidenta de la Diputación Provincial aseguró que en los próximos días se reunirá con los portavoces de los partidos políticos representados en la institución para abordar esta cuestión. "Pido un voto de confianza. Nos sentaremos para abordar el asunto. He pedido estudios para ver qué fórmula es la más apropiada para que el dinero sea efectivo", agregó.

Esta iniciativa fue anunciada por Isabel Carrasco el pasado día 25 durante la suscripción del Pacto Provincial por el Empleo, donde señaló que la institución provincial impulsará con fondos propios medidas destinadas a los municipios de menos de 20.000 habitantes similares a las adoptadas por las administraciones central y autonómica con el fin de afrontar la crisis económica y generar riqueza y empleo.