Op Gürtel.- El PP forzará que el alcalde de Boadilla deje el cargo y no descarta la moción de censura si fuera necesario

El regidor se comprometió a dimitir en una reunión con Granados pero después negó ante la prensa que vaya a hacerlo MADRID, 9 (EUROPA PRESS) La dirección del PP quiere que el alcalde de Boadilla del Monte (Madrid), Arturo González Panero, abandone su cargo a raíz de la operación contra la corrupción que ha abierto el juez Baltasar Garzón y, si finalmente no lo hace, está dispuesto a forzar su dimisión. En este escenario, no se descarta incluso la posibilidad de llevar a cabo una moción de censura si fuera necesario. El regidor de este municipio madrileño se entrevistó esta mañana con el consejero de la Presidencia de la Comunidad de Madrid y secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, con el que se comprometió a dejar su cargo, pero que lo anunciaría después de declarar ante el juez Garzón, según fuentes del PP madrileño. La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, comunicó a Mariano Rajoy que el alcalde de Boadilla presentaría su dimisión. El presidente nacional aprovechó una comparecencia de prensa para anunciarlo públicamente. RAJOY ANUNCIÓ QUE DEJARÁ EL CARGO. "Esta misma mañana el alcalde de Boadilla, para no hacer daño a su partido y declarándose inocente, ha puesto su cargo de alcalde a disposición del PP de Madrid", dijo Rajoy, para añadir que el PP madrileño había aceptado esa dimisión y que, por lo tanto, González Panero, "dejará de ser alcalde de esa localidad". Sin embargo, el primer edil de Boadilla negó después ante los medios de comunicación que tenga intención de dimitir, que tiene "la conciencia tranquila", y que las adjudicaciones realizadas por su consistorio fueron "impecables" y "aprobadas por la oposición". Según fuentes municipales consultadas por Europa Press, sólo tiene intención de dimitir si es imputado. La dirección nacional del PP acogió con malestar la negativa de González Panero. De hecho, un portavoz anunció a Europa Press que si el regidor no dimite será expulsado del partido. Además, desde el partido se están barajando otras posibilidades para forzar al alcalde a dejar su puesto y no se descarta la presentación de una moción de censura.