Todos los grupos del Parlamento de Navarra, salvo NaBai, apoyan la anulación de la candidatura

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

Todos los grupos del Parlamento de Navarra, excepto Nafarroa Bai, respaldaron hoy la decisión del Tribunal Supremo de anular la candidatura de Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (II-SP) a las elecciones europeas por considerarla un instrumento de Batasuna.

UPN, PSN, CDN e IUN rechazaron que candidaturas que no condenan la violencia puedan concurrir a los comicios, mientras que Nafarroa Bai afirmó que la anulación de la candidatura de II-SP supone "un paso atrás desde un punto de vista democrático".

El portavoz de UPN, Carlos García Adanero, defendió, en declaraciones a los medios antes de asistir a la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento, que "el cumplimiento de la Ley de Partidos es un motivo de satisfacción" y recordó que "no puede haber listas que no cumplan con la legalidad vigente en las elecciones".

Así, García Adanero defendió que "todos aquellos que no condenan la violencia o que entienden que el terrorismo es una forma de obtener objetivos políticos no pueden estar en las instituciones".

En esta misma línea se pronunció el portavoz socialista, Samuel Caro, quien señaló que "todo aquello que sea en beneficio de la democracia y de aislar a todos aquellos que no creen en la democracia y en el Estado de Derecho, es bienvenido".

Por su parte, el parlamentario de CDN José Andrés Burguete afirmó que "si desde los poderes públicos y del Estado se ha tomado la decisión de anular la candidatura será porque se encuentran razones fundadas y suficientes para tomar una determinación de estas características" y expresó su "pleno respeto y respaldo" a la actuación del Tribunal Supremo.

Por parte de Izquierda Unida, Ion Erro, señaló que en España se debe cumplir con el "requisito añadido" de condenar la violencia para participar en unas elecciones democráticas". "Decir que se condena todo tipo de violencia y el terrorismo de ETA es un requerimiento predemocrático para poder concurrir a cualquier elección", dijo, para manifestar que "en manos de la candidatura está la posibilidad de participar en cualquier elección". "Es tan sencillo con cumplir con los principios de los derechos humanos", dijo.

NABAI, EN CONTRA

Finalmente, el portavoz de Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta, fue el único que cuestionó la decisión del Supremo y manifestó que representa "un paso atrás desde un punto de vista democrático". "Es una consecuencia más de la ley de partidos que nosotros hemos considerado siempre que supone un retroceso y un empobrecimiento de la democracia y que conculca derechos humanos, como son los de participación política", dijo.

Zabaleta sostuvo que "los derechos humanos hay que defenderlos en su conjunto y sin excepciones" y añadió que "aquí se hacen excepciones y ese retroceso democrático hace catalogar a la democracia española como una democracia de baja intensidad, de poca categoría".