Vecinos afectados por las obras en la base de la Brilat en Pontevedra intentarán paralizarlas mañana

PONTEVEDRA, 7 (EUROPA PRESS)

Vecinos de la parroquia de Salcedo, en Pontevedra, afectados por la franja de seguridad de la Brilat y por las obras que se están llevando en las inmediaciones de su base para recrear una aldea afgana, se movilizarán mañana por la tarde en el monte comunal para expresar su rechazo contra estas medidas e intentar paralizar los trabajos. Los promotores de la protesta esperan congregar a un centenar de personas.

El portavoz de la comisión vecinal, Fernando Pintos, califica de "barbaridad" las obras que se están realizando en una superficie que estima en "150 hectáreas de terreno de protección forestal, que antes era monte virgen y ahora está hormigonado y lleno de barro".

Pintos exigió un posicionamiento claro por parte del gobierno local de Pontevedra ante estas obras, argumentando que "el ayuntamiento tiene que defender la legalidad vigente". En este sentido, cuestionó si la Administración actúa "con distinta vara de medir" ante la Brilat y reiteró que los vecinos "no fueron informados".

MARCHA "MULTITUDINARIA"

Los afectados están organizando una "marcha multitudinaria" por el monte, a modo de manifestación, que prevén celebrar el 31 de mayo. Hasta entonces, irán informando a los habitantes de todas las parroquias y a las federaciones vecinales hasta reunir la adhesión de "miles de personas".

En declaraciones a Europa Press, Fernando Pintos explicó que "como por esa zona no pasa nadie, se desconoce la problemática", si bien asegura que este es similar al que se generaría "si en Pontevedra permitieran el botellón en la Plaza de la Herrería", una de las más céntricas y concurridas ubicaciones de esta ciudad.

Además, la comisión está elaborando estudios económicos de impacto para evaluar la incidencia de la aplicación de la franja de 300 metros, que afecta directamente a 160 viviendas, y a la que se suma "una segunda franja lejana" que, según Pintos, "establece 20.000 hectáreas de terreno supeditadas al Ministerio de Defensa".

Por ello, el portavoz vecinal prevé que "no habrá expansión en la zona de desarrollo por excelencia de Pontevedra". Pintos llega a cuestionar la ubicación de la Brilat en su actual emplazamiento y demanda que "tendrán que buscarle otro sitio".

CHISPAZO

Ante el nivel de "crispación" existente en la parroquia, Fernando Pintos advirtió de que "cualquier día va a haber un chispazo" que desemboque en enfrentamientos entre los vecinos y los militares que trabajan en las obras. Pintos aseguró que "este movimiento vecinal durará generaciones y tarde o temprano se tendrán que ir".

También criticó las misiones humanitarias en las que participa la Brilat, argumentando que "mientras van a Afganistán a hacer bien, aquí tienen una verdadera guerra con los vecinos".