Amorim afirma que Al Bashir puede ser detenido si alguna vez llegase a Brasil

  • Brasilia, 13 may (EFE).- El presidente de Sudán, Omar Hassan al Bashir, sería inmediatamente detenido si alguna vez se le ocurriera llegar a Brasil, afirmó hoy el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim, durante una comparecencia al Congreso.

Amorim afirma que Al Bashir puede ser detenido si alguna vez llegase a Brasil

Amorim afirma que Al Bashir puede ser detenido si alguna vez llegase a Brasil

Brasilia, 13 may (EFE).- El presidente de Sudán, Omar Hassan al Bashir, sería inmediatamente detenido si alguna vez se le ocurriera llegar a Brasil, afirmó hoy el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim, durante una comparecencia al Congreso.

El pasado 4 de mayo, la Corte Penal Internacional libró una orden de captura contra Al Bashir, que está acusado de crímenes de guerra y de lesa humanidad por delitos supuestamente cometidos durante la guerra de Darfur (oeste de Sudán), que desde febrero del 2003 ha causado unos 300.000 muertos y cerca de dos millones de desplazados.

En una comparecencia al Congreso para debatir asuntos relativos a las relaciones exteriores del país, Amorim explicó que Brasil, como signatario de la Corte Penal Internacional, obedecería de inmediato la orden de captura si Al Bashir llegase eventualmente al país.

El ministro dijo que mantiene contactos con sus homólogos de los países de la Liga Árabe y que Brasil participa en los esfuerzos de la comunidad internacional para mantener la ayuda humanitaria a la región de Darfur.

"Eso es mucho más eficaz que simplemente condenar al país, que es una acción típica de los países de pasado colonialista y en realidad no tiene impacto sobre el terreno", consideró.

En marzo pasado, durante la cumbre árabe-suramericana celebrada en Doha, el jefe de Estado brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se retiró de un almuerzo oficial al saber que debería sentarse en la misma que Al Bashir.

En esa cumbre, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, tomó una actitud semejante y se retiró de una sesión plenaria cuando el mandatario sudanés pronunciaba su discurso.