El coautor de la Declaración Universal dice que la CPI debe juzgar a los dirigentes de Israel

  • Ginebra, 10 mar (EFE).- El diplomático francés Stephane Hessel, antiguo deportado por los nazis y coautor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, opinó que los dirigentes israelíes deberían ser juzgados ante la Corte Penal Internacional por sus crímenes de guerra contra los palestinos.

Una familia palestina denuncia a Olmert y Barak por el asesinato de civiles en Gaza

Una familia palestina denuncia a Olmert y Barak por el asesinato de civiles en Gaza

Los partidos palestinos "no se irán de Egipto sin un pacto de reconciliación"

Los partidos palestinos "no se irán de Egipto sin un pacto de reconciliación"

Ginebra, 10 mar (EFE).- El diplomático francés Stephane Hessel, antiguo deportado por los nazis y coautor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, opinó que los dirigentes israelíes deberían ser juzgados ante la Corte Penal Internacional por sus crímenes de guerra contra los palestinos.

"Si personas con autoridad moral se pusieran de acuerdo para hacer una lista de todas las violaciones del derecho internacional que los sucesivos gobiernos israelíes han cometido, ello podría incitar a las grandes potencias, a la ONU y a Luis Moreno Ocampo (fiscal de la CPI) a sentar ante la Corte a los dirigentes israelíes más criminales, como los generales que atacaron Gaza" en la reciente ofensiva, señaló.

Nacido en 1917 en Berlín, de origen judío y emigrado a Francia, donde luchó con la Resistencia, Hessel fue deportado a Buchenwald y fue después uno de los autores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en 1948.

Precisamente en este ámbito, el diplomático -que el mes pasado recibió el Premio por la Paz de la Asociación para las Naciones Unidas en España- criticó la política israelí mientras se celebra en Ginebra la séptima edición del Festival de Cine y Foro de los Derechos Humanos.

"Lo que me choca más en la historia de Israel es la ausencia total de sanciones. Europa, por ejemplo, en lugar de poner fin a sus relaciones económicas porque se violan los derechos humanos, se acerca cada vez más a Israel", afirma en declaraciones al diario "Le Temps"

"Israel no debe beneficiarse de una impunidad total", reiteró este activista reconocido por los derechos humanos, quien la semana pasada lanzó, con otras personalidades, la idea de un "Tribunal Russell" para Palestina, al estilo del que hizo en su momento Jean Paul Sartre para Vietnam.

"Es una instancia ética", afirma Hessel, quien aclara: "En 1948, tuve el privilegio de asistir a la creación del Estado de Israel, que yo considero que era una respuesta necesaria a los horrores de la Shoah (el Holocausto)".

Pero a partir de ahí, Hessel no ha cesado de criticar la brutalidad de la ocupación israelí, y ha calificado la última ofensiva contra Gaza, que causó más de 1.300 muertos, de "crimen contra la humanidad".