La Fiscalía Militar israelí cierra el caso sobre supuestos asesinatos en la ofensiva en Gaza

  • Jerusalén, 30 mar (EFE).- La Fiscalía Militar cerró hoy la investigación de una serie de supuestos casos de asesinato de palestinos por parte de soldados israelíes durante la ofensiva que Israel llevó a cabo en Gaza en diciembre y enero pasados.

La Fiscalía Militar israelí cierra el caso sobre supuestos asesinatos en la ofensiva en Gaza

La Fiscalía Militar israelí cierra el caso sobre supuestos asesinatos en la ofensiva en Gaza

Jerusalén, 30 mar (EFE).- La Fiscalía Militar cerró hoy la investigación de una serie de supuestos casos de asesinato de palestinos por parte de soldados israelíes durante la ofensiva que Israel llevó a cabo en Gaza en diciembre y enero pasados.

El Ejército informó de que el fiscal militar, Avi Mendelblit, dio carpetazo al asunto al considerar, tras una investigación de la Policía Militar, que no hay pruebas delictivas en los relatos que fueron denunciados y que los soldados que prestaron testimonios no eran testigos directos.

En la ofensiva israelí murieron unos 1.400 palestinos, en su mayoría civiles, y entre éstos cientos de menores, por lo que organizaciones de derechos humanos locales e internacionales acusan a Israel de haber cometido crímenes de guerra.

En Israel el escándalo estalló con fuerza hace dos semanas cuando la prensa local expuso los testimonios de varios soldados y oficiales durante una conferencia ante cadetes de una academia de preparación militar.

Según los testimonios, un comandante de compañía "ordenó que se disparase y matase a una anciana palestina que caminaba por una carretera a unos cien metros de la vivienda que la compañía se había incautado", lo que calificó de "asesinato a sangre fría".

Otro soldado aseguró que, después de que un jefe de unidad discutiera con su comandante sobre la permisividad del código de actuación y éste fuera cambiado, otros militares del mismo rango se quejaron y dijeron que "deberíamos matar a todos aquí (en el centro de Gaza). Todos aquí son terroristas".

Mendelblitt asegura que las investigación apunta a que éstos y otros relatos fueron recogidos de terceros, y que ninguno de los que los hicieron fueron testigos presenciales.

"Aviv (nombre de uno de los soldados que habló de los hechos) aclaró que él no los había visto, sino que había escuchado de ellos" a otras personas, escribió el fiscal militar en su informe a los altos mandos del Ejército.

Según éste, los testimonios fueron estudiados hasta llegar a la conclusión de que todos hablaban de los dos mismos casos: la orden de matar a una mujer palestina de edad adulta y el asesinato de una madre y sus dos hijos que iban por la calle.

En el primer caso los investigadores concluyeron que se trataba de un caso ya investigado con anterioridad, y en el que soldados dispararon contra una mujer que se acercó a unas decenas de metros de las fuerzas militares israelíes y a la que habían advertido de que no lo hiciera ante el temor de que se tratara de una terrorista suicida.

En el segundo caso, siempre de acuerdo con los investigadores militares, los soldados abrieron fuego contra dos varones a los que consideraron sospechosos, en un caso que el fiscal no considera que se haya cometido delito.

"Hay que lamentar que ninguno de los que hablaron tomara las precauciones necesarias al exponer los hechos y el que los soldados eligieran presentar situaciones tan graves a pesar de no tener ningún conocimiento directo del caso", señala el documento del fiscal militar israelí.