EMPRESAS Santander gana 3.616 millones hasta junio, un 24% más

Sudán lleva a cabo las últimas matanzas antes de la independencia del Sur


Las tropas sudanesas persiguen y asesinan a miles de ciudadanos de la etnia nubia, que apoyó a Sudán del Sur en la guerra civil.

Las tropas sudanesas persiguen y asesinan a miles de ciudadanos de la etnia nubia, que apoyó a Sudán del Sur en la guerra civil. Getty

Fuerzas sudanesas leales al régimen del presidente Omar al-Bashir están realizando brutales matanzas sistemáticas de cientos de nubios, según informes que llegan de la provincia de Kordofán del Sur.Las informaciones que llegan de grandes matanzas similares a un proceso de limpieza étnica o incluso genocidio han sido confirmadas a GlobalPost por un cooperante internacional que recientemente ha abandonado la conflictiva provincia y que ha relatado cómo numerosos hombres nubios (una etnia que apoyó al Sur durante la guerra civil) están siendo asesinados por tropas de Sudán del Norte."Son ejecutados, a veces con una bala en la cabeza pero otras veces rebanándoles el cuello. Les obligan a tumbarse en el suelo, les sujetan apoyando una rodilla en la espalda, les levantan la cabeza y cortan el cuello; como si fuesen cabras", explica.Este hombre, que lleva más de 20 años trabajando en Sudán, no quiere que se le identifique por motivos de seguridad (teme que su relato pueda perjudicar a sus amigos y colegas todavía en Kordofán del Sur), pero lo que cuenta lleva la misma huella que la guerra genocida de Bashir en Darfur, por la que ha sido acusado por el Tribunal Penal Internacional (TPI).A principios de junio el obispo anglicano de Kadugli, la principal ciudad de Kordofán del Sur y epicentro del conflicto, hizo una clara advertencia sobre la violencia étnica en la zona y pidió ayuda. "Una vez más nos estamos enfrentando a la pesadilla del genocidio de nuestra gente en un intento de borrar nuestra cultura y sociedad del planeta", dijo el obispo Andudu Adam Elnail."No es una guerra entre ejércitos la que se está librando en nuestras tierras, sino la total destrucción de nuestro modo de vida y de nuestra historia, tal y como ha demostrado el genocidio de nuestros vecinos y parientes en Darfur".  "Esta es una guerra de dominación y erradicación, y en su núcleo es una guerra de terror por parte del Gobierno de Sudán contra su gente", denunciaba.La violencia en Kordofán del Sur comenzó el 5 de junio, con una descarga de artillería contra la casa y oficina del principal representante en la región del Movimiento Popular de Liberación de Sudán (SPLM por sus siglas en inglés).El ataque se produjo poco después de la marcha de Ahmed Haroun, el gobernador estatal elegido recientemente de forma polémica. Haroun, al igual que Bashir, es buscado por el TPI por crímenes de guerra en Darfur.Soldados del Norte, apoyados por bombarderos Antonov y aviones de combate MiG que partieron del aeródromo de Obeid ocuparon partes de Kadugli. Después, según el cooperante, fuerzas de seguridad fueron casa a casa llevándose a partidarios de la oposición, a líderes de la comunidad, intelectuales o a cualquier persona negra.El conflicto se centra en las montañas Nuba, en el centro de Sudán. Antaño refugio en tierras altas de los traficantes de esclavos árabes, las montañas fueron el bastión del SPLM durante la guerra civil de 22 años, que acabó en 2005 con un acuerdo de paz que estipula la separación del norte y del sur.Los habitantes de Kordofán del Sur son partidarios del norte del país, a excepción de los nubios, que apoyaron al sur durante la guerra civil y que continúan protestando por la marginalización a la que les somete el régimen islamista de Bashir en Jartum.Bashir dice que sus fuerzas están sofocando una rebelión en Kordofán del Sur. Los nubios dicen que están luchando por su supervivencia.La ONU calcula que al menos 73.000 personas huyeron el mes pasado de la lucha entre los combatientes nubios y el ejército sudanés. Con Kordofán del Sur cerrado a los extranjeros, nadie sabe cuántos nubios han sido asesinados, pero las noticias que llegan son atroces.Aunque resulta imposible verificar independientemente lo que se escucha, las informaciones que llegan de personas que viven en la zona señalan que se podrían haber usado bombas de fósforo, y se dice también cómo se ven camiones repletos de hombres jóvenes que son conducidos hacia el bosque y que regresan horas después vacíos.Un informe filtrado de la ONU dice que combatientes del norte camuflados como trabajadores de la Media Luna Roja fueron congregando a desplazados que después fueron eliminados. Otros informes dicen que se han producido matanzas de civiles en el exterior del perímetro de la base principal de la ONU en Kadugli, mientras su personal permanecía asustado en el interior.El cooperante que ha hablado con GlobalPost cree que "cientos, posiblemente miles de personas" ya han muerto. "Está claro que cualquiera que vive en esa zona es un objetivo. Bien si llevas una azada o un AK-47, eres el enemigo porque saben que todos los que viven allí votaron por el SPLM de los nubios", afirma.Teme que la actual violencia llegue a superar lo que vio durante la guerra civil."Esto es sólo el principio. Hay una enorme concentración de tropas, vehículos armados y tanques en Kadugli, así que está claro que planean ataques terrestres intensivos, una matanza total. Esto va a ser mucho peor que la última guerra", sostiene. Añade que en el pasado ya se han producido matanzas étnicas selectivas, "pero esta es de un nivel mucho mayor de brutalidad, más bien una operación planificada".