52 tras una persecución desde Puebla de Sanabria

Uno de ellos tenía vigentes sendas órdenes de detención e ingreso en prisión por tráfico de estupefacientes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos conocidos narcotraficantes tras una persecución en coche y a pie, cuando conducían un vehículo e intentaron darse a la fuga al percibir la presencia de los agentes en la autovía A-52 entre Zamora y Ourense. Uno de ellos tenía vigentes sendas órdenes de detención e ingreso en prisión por tráfico de estupefacientes.

Según informaron fuentes policiales, el operativo comenzó de inmediato tras constatar que R.B.G., alias 'Mon', conocido narcotraficante gallego, podría visitar ese mismo día la localidad de Puebla de Sanabria (Zamora).

Esta persona estaba siendo buscada por la Policía desde hace varios años, cuando embistió con un coche a varios agentes y se dio a la fuga. 'Mon' estaba reclamado por la Justicia y le constaban sendas órdenes de detención e ingreso en prisión por tráfico de estupefacientes entre los años 2005 y 2006.

Los encargados del caso se desplazaron con urgencia esta mañana a Puebla de Sanabria y la búsqueda fructificó cuando encontraron a R.B.G. que ocupaba el asiento de copiloto de un turismo, conducido por C.L.M., otro "importante" narcotraficante gallego.

Los agentes utilizaban vehículos "k", sin distintivos policiales, y comenzaron un seguimiento discreto del otro turismo. El objetivo era arrestar a R.B.G. en el momento más adecuado para proceder a la interceptación de su vehículo, "con seguridad para los viandantes y el resto de ciudadanos".

CAMBIOS DE SENTIDO

El piloto, C.L.M., mostraba durante la persecución "una actitud nerviosa" y "miraba hacia atrás". De hecho, "cambió en varias ocasiones de sentido", conduciendo unas veces hacia Ourense y otras hacia Puebla de Sanabria por la carretera nacional.

Sobre las 15.20 horas, el coche accedió a la autovía A-52, momento en que los agentes ejecutaron su interceptación. 'Mon' y su acompañante intentaron huir y durante la persecución y lanzaron por la ventanilla abundante documentación y algunos teléfonos móviles.

Una vez que se deshicieron de estos efectos, detuvieron el vehículo y se dieron a la carrera a pie, pero los agentes consiguieron alcanzarlos y detenerlos, pese a que ambos opusieron resistencia.

La Policía considera a C.L.M. presunto autor de un delito contra la seguridad del tráfico y otro de desobediencia y resistencia; mientras que R.B.G. fue arrestado en virtud de las requisitorias judiciales y también como presunto autor de sendos delitos contra la seguridad del tráfico y de atentado a agente de la autoridad. Varios de los objetos arrojados durante la persecución fueron recuperados y están siendo investigados.

La operación ha sido desarrollada por agentes del GRECO Galicia de la Comisaría General de Policía Judicial.