La Guardia Civil de Lugo detiene a 34 personas en Galicia, Madrid, Ibiza y Cartagena por tráfico de drogas


LUGO|
La Guardia Civil de Lugo detiene a 34 personas en Galicia, Madrid, Ibiza y Cartagena por tráfico de drogas

La Guardia Civil de Lugo detiene a 34 personas en Galicia, Madrid, Ibiza y Cartagena por tráfico de drogas LUGO | EUROPA PRESS

En la investigación ha sido abordado un velero en el Mediterráneo con ocho toneladas de hachís

La Guardia Civil de Lugo ha detenido a 34 personas en las cuatro provincias gallegas y otros tres puntos (Madrid, Ibiza y Cartagena) como presuntas autoras de delitos de organización criminal, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales.

La denominada 'Operación Assur', desarrollada por el Equipo de Delincuencia Organizada Antidroga, se inició en A Mariña luguesa en el verano de 2014 cuando, en el marco del Plan Turismo Seguro y el Plan de lucha contra el consumo de drogas en zonas de ocio, la Guardia Civil de Lugo puso en marcha diversos dispositivos especiales de prevención del tráfico de drogas en los que se obtuvo "una valiosa información de la que surgió" el operativo, según ha informado el Instituto Armado.

Esta investigación permitió, desde un principio, detener en noviembre de 2014 a tres personas de nacionalidad española en las localidades lucenses de Guitiriz, Foz y Ribadeo, a los que se intervino más de 450 dosis de cocaína dispuestas para su venta; lo que ya corroboraba todo la entidad de la organización criminal que la Guardia Civil investigaba.

Durante estas investigaciones desarrolladas en la costa lucense se detectaron lazos con dos organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, asentadas principalmente en la zona de Arousa, pero con relaciones en la Ribeira Sacra. Fruto del seguimiento y la explotación de las distintas líneas de investigación han sido intervenidas importantes cantidades de droga dispuestas para su distribución en buena parte del territorio nacional.

LABORATORIO DE COCAÍNA EN MONFORTE

Una de las ramas investigadas, compuesta principalmente por ciudadanos de origen dominicano asentados en las localidades de Sarria, Escairón y Monforte de Lemos, fue investigada durante todo el pasado año y desarticulada finalmente en el mes de octubre tras haber adquirido 400 gramos de cocaína para la venta en sus zonas de actuación.

En los registros domiciliarios fue localizado un laboratorio ilegal de drogas que contaba con una prensa mecánica, planchas de acero, tubos de palanca y útiles para el corte y envasado.

Las mismas fuentes han relatado que varios vendedores arousanos de dicha droga han sido también detenidos en días posteriores por la Guardia Civil de Lugo. En los registros han hallado "numerosas evidencias de su actividad y peligrosidad", según indica la Benemérita, entre las que destacan distintas cantidades de cocaína, hachís y marihuana, así como dos armas de fuego cortas ya municionadas y dispuestas para disparar.

POLEN DE HACHÍS EN LAVACOLLA

Asimismo, durante los meses de abril a junio de este año, las investigaciones dieron un nuevo giro tras detectarse diversos contactos entre las personas investigadas y un tercero, vecino de Cataluña, del cual se tenía conocimiento de que realizaba numerosos viajes entre Marruecos y España.

Por ello, se comprobó que esta persona dirigía a un grupo de "mulas" que se encargaba de introducir maletas con un doble fondo que contenía planchas de polen de hachís de gran calidad. Ello provocó que la Guardia Civil detuviera a tres personas que llegaban al Aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela, haciéndose pasar por turistas y ocultando en cuatro maletas ocho kilogramos de polen de hachís.

Posteriormente sería detenido el cabecilla de dicho grupo tras aterrizar en el aeropuerto de Ibiza con 140 bellotas de hachís introducidas en su organismo.

VELERO

Para la desarticulación de otra de las ramas investigadas, compuesta en su gran mayoría por arousanos, los agentes esperaron varios meses de "continuas citas y negociaciones", hasta que en julio de 2016 la organización criminal decidió efectuar una operación en la que pretendían introducir un cargamento de ocho toneladas de hachís procedente de la costa de Argelia, para lo que alquilaron un velero en las Islas Baleares.

Con la participación de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera, que también seguían la pista a algunos de los investigados, se procedió al abordaje del velero y se intervino el cargamento. Fueron detenidos tanto a los tripulantes como los ideólogos de la operación días más tarde en Vilagarcía y Vilanova de Arousa, "culminando así uno de los golpes más importantes del año contra el tráfico de hachís", según ha subrayado el Instituto Armado.

Las últimas actuaciones se centraron en la rama pontevedresa de tráfico de cocaína, que surtía esporádicamente a compradores de las cuatro provincias gallegas. Así, se detuvo en primer lugar a un "fuerte comprador" afincado en Ribeira (A Coruña), al que se le intervinieron en su domicilio casi 350 gramos de cocaína, dispuestos en bolsas individuales de un gramo, y más de dos kilogramos de hachís en bellotas.

Sus vendedores habituales, según han concretado las mismas fuentes, "sobradamente conocidos por los cuerpos policiales de actuaciones anteriores", fueron sorprendidos el pasado mes octubre. En los últimos registros practicados se intervino de nuevo cocaína, hachís e incluso una ballesta.

Con la finalización de esta operación se desmantelan numerosos puntos de venta de cocaína de A Mariña luguesa, Ribeira Sacra y Rías Baixas, así como la desarticulación de un grupo que introducía polen de hachís de gran calidad en el Aeropuerto de Santiago de Compostela.

La investigación ha sido dirigida por la titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo y desarrollada por agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo, con la colaboración de efectivos de otras comandancias de Galicia.