Estados Unidos exige investigar asesinato de líder campesino en Honduras

HND Tegucigalpa|

Estados Unidos reclamó este miércoles a las autoridades de Honduras investigar el asesinato del líder campesino José Angel Flores, perpetrado la noche del martes por sicarios en el marco de un conflicto de tierras.

"Los Estados Unidos solicitan una pronta y exhaustiva investigación y (que) aquellos que sean encontrados responsables de este hecho sean castigados con todo el peso de la ley", expresó en una declaración escrita el embajador de Washington en Tegucigalpa, James Nealon.

Flores, de 35 años, era el presidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA) desde 2015.

"He hablado esta mañana con autoridades hondureñas y he ofrecido todos los recursos del gobierno de los Estados Unidos para contribuir a llevar a esos criminales ante la justicia", anunció el embajador.

La portavoz del MUCA, Karla Zelaya, dijo a la AFP que Flores fue asesinado junto a otro dirigente, Dionicio George (36), en la finca La Confianza situada en el departamento de Colón, a 335 km al noreste de Tegucigalpa.

Dos encapuchados dispararon contra los dirigentes campesinos cuando salían de una reunión junto a unos 40 directivos de 16 agrupaciones integradas en el MUCA, aseguró la portavoz.

Desde 2010, más de 150 campesinos y 20 empleados de terratenientes han sido asesinados en el Valle del Aguán, crímenes que siguen impunes.

El conflicto empezó en enero de 2009, cuando unos 5.000 campesinos ocuparon cerca de 11.000 hectáreas cultivadas de palma africana.

Los trabajadores alegan que obtuvieron esas tierras en la década de 1980 en un proceso de reforma agraria y que los terratenientes las compraron sin su consentimiento a unos pocos dirigentes luego de que el Congreso autorizó la venta en 1991.

Tras la ocupación, los terratenientes contrataron guardias privados y lograron apoyo de militares y policías para defender la posesión de las tierras, lo que desató la cadena de asesinatos.