Autoridades colombianas arrestan al jefe de la banda criminal la "Oficina de Envigado"

  • Bogotá, 15 abr (EFE).- Las autoridades colombianas capturaron hoy, en el departamento de Antioquia, a alias "Douglas", señalado de ser uno de los jefes de la temida banda criminal conocida como la "Oficina de Envigado".

Autoridades colombianas arrestan al jefe de la banda criminal la "Oficina de Envigado"

Autoridades colombianas arrestan al jefe de la banda criminal la "Oficina de Envigado"

Bogotá, 15 abr (EFE).- Las autoridades colombianas capturaron hoy, en el departamento de Antioquia, a alias "Douglas", señalado de ser uno de los jefes de la temida banda criminal conocida como la "Oficina de Envigado".

La detención de José Leonardo Muñoz, verdadero nombre de alias "Douglas", se produjo horas después de la captura de Daniel Rendón, alias "Don Mario", el paramilitar y narcotraficante más buscado de Colombia, arrestado en la localidad caribeña de Necoclí, departamento de Antioquia.

De acuerdo con una versión de la página electrónica del diario El Tiempo, de Bogotá, alias "Douglas""fue sorprendido al finalizar la tarde (de este miércoles) en un apartamento del exclusivo sector de El Poblado, en el sur de Medellín".

Al momento de la captura, el señalado delincuente estaba en compañía de otras cinco personas, a las que se investiga para establecer sus nexos con Muñoz.

Luego de la extradición a Estados Unidos del jefe paramilitar Diego Fernando Murillo, alias "Don Berna", ocurrida en 2008, alias "Douglas" asumió el control de parte de la "Oficina de Envigado".

Según las autoridades cometió asesinatos, extorsiones, secuestros y también tenía negocios relacionados con narcotráfico.

Un informe publicado en días pasados por el diario El Tiempo, asegura que la temible red de sicarios de la "Oficina de Envigado", está dividida en tres bandas, las que desataron enfrentamientos que se cobraron la vida en las últimas semanas de no menos de 31 personas.

Esas facciones buscan quedarse con las rutas del narcotráfico que operan desde Medellín hacia el Golfo de Urabá (Mar Caribe), en la frontera con Panamá, por donde pasan toneladas de cocaína que van a parar a los mercados ilegales de Estados Unidos y Europa.