Calderón dice que el índice de muertes violentas en México es menor a muchos países

  • Acapulco (México), 19 mar (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, aseguró hoy ante los banqueros mexicanos y extranjeros que la cifra de homicidios violentos en México es muy grave, pero no se compara con los índices de Guatemala, El Salvador, Colombia, Venezuela y Brasil, e incluso con ciudades de Estados Unidos.

Calderón dice que el índice de muertes violentas en México es menor a muchos países

Calderón dice que el índice de muertes violentas en México es menor a muchos países

Acapulco (México), 19 mar (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, aseguró hoy ante los banqueros mexicanos y extranjeros que la cifra de homicidios violentos en México es muy grave, pero no se compara con los índices de Guatemala, El Salvador, Colombia, Venezuela y Brasil, e incluso con ciudades de Estados Unidos.

Durante el discurso de inauguración de la 72 Convención bancaria, en el puerto de Acapulco, el mandatario explicó que en México hay un índice de 11 muertes violentas por cada 100.000 habitantes.

Explicó que esta "tasa es significativamente menor a la de otros países o de ciudades estadounidenses como Nueva Orleans, donde hay 95 homicidios por cada 100.000 habitantes".

El gobernante mexicano aseguró también que el 90 por ciento de los asesinatos con extrema violencia son resultado de los enfrentamientos entre bandas del crimen organizado, principalmente del narcotráfico que mantienen una disputa por el control de rutas de las drogas hacia Estados Unidos.

"El 90% de los asesinatos son de personas vinculadas con uno u otro bando, son distribuidores, detallistas, personas que se dedican a la distribución de drogas", dijo Calderón al explicar las cifras de criminalidad en el país.

Ante la comunidad financiera del país rechazó también que se pretenda comparar a México con países que "verdaderamente tienen un deterioro de su vida institucional que nosotros no tenemos, me parece no solo una exageración sino que causa un daño a la inversión y al turismo y a la percepción de país".

Afirmó que en el índice correspondiente al año pasado de la revista Foreign Policy en la lista de "Estados fallidos", México ocupó el sitio 107 de un total de 177 naciones, de las cuales los primeros lugares lo ocupan los estados más débiles como algunos africanos, mientras que los más fuertes fueron Suecia o Noruega.

"México ocupa el lugar 107 por encima de países como la India, China, por encima de muchos países africanos y latinoamericanos", precisó Calderón.

El presidente recordó que en la lucha por conseguir un estado de derecho que garantice seguridad a sus habitantes, se ha logrado el desmantelamiento de redes y se han dado golpes a los mandos de las organizaciones criminales.

Explicó que se han decomisado cientos de millones de dólares, más de 30.000 armas en dos años, unos cuatro millones y medio de cartuchos, más de 2.500 granadas, "cuando en los seis años anteriores se incautaron 142 granadas".

También se ha capturado a 600 secuestradores, se liberaron a 438 víctimas de secuestro, y se ha combatido la corrupción dentro de las instituciones.

Antes Calderón afirmó que el problema de la inseguridad solo puede resolverse enfrentándolo sin vacilaciones con toda la fuerza del Estado y no con intenciones de eludirlo para evitar los costos, que son muy altos.

Aseguró por ejemplo que los operativos conjuntos de militares y agentes federales en Ciudad Juárez, iniciados a finales de febrero pasado, han logrado inhibir la acción de la delincuencia y se han reducido en un 70 por ciento los homicidios violentos.

"Esta es una estrategia temporal, de corto plazo, pero indispensable para poder restablecer el orden y la libertad que queremos", aseguró.

Por otro lado, Calderón afirmó que México tiene una solidez que le permite sortear mejor la crisis, principalmente gracias a la fortaleza de su sistema financiero, que ha mantenido los flujos del crédito.

Finalmente el mandatario mexicano destacó que lo más relevante en el momento actual no es evaluar el impacto de la crisis sino revisar los mecanismos para superarla.