CEP pide respeto a operaciones de corrupción y afirma que la Policía Nacional "no está sometida a manipulación política"

Secretario general de la CEP admite "un pequeño repunte en los delitos de menor escala penal" a consecuencia de la crisis económica

MURCIA, 11 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López, reclamó hoy en Murcia "respeto" a todas las operaciones que se están desarrollando sobre corrupción en el conjunto nacional, al tiempo que pidió que "se deje en paz a los profesionales del Cuerpo Nacional de Policía" que, sentenció, "no están sometidos a ningún tipo de manipulación política".

López, quien hizo estas declaraciones en Murcia momentos antes de abrir el 'Curso de Investigación Operativa de Tráfico de Drogas y Sustancias Estupefacientes', al que asisten más de 200 policías nacionales de la Región y de otras CCAA, explicó que la policía, en lo que respecta al ámbito de las operaciones de corrupción, "está sometida a la tutela de los jueces y magistrados".

Así, a preguntas de Europa Press sobre qué opinión le merecen las distintas tramas de corrupción urbanísticas destapadas en la Región de Murcia y en otros lugares del panorama nacional, aclaró que "las intervenciones se están efectuando sobre la base de la autoridad que tienen los jueces".

Del mismo modo, hizo referencia a las filtraciones, entendida como "cualquier cuestión que se extrapole desde este escenario cerrado", e invitó, por ello, a "aquel que se sienta perjudicado a acudir a los tribunales, que es donde se tiene que sustanciar, y dejar en paz a los profesionales del Cuerpo Nacional de Policía".

Tras lo que puntualizó que si desde el citado cuerpo "se tuviera alguna constancia de que se está produciendo o alterando el desarrollo normal de una operación contra la corrupción, el crimen organizado o el blanqueo de capitales, si se estuviera utilizando de una manera política los resortes del Estado en este tipo de investigaciones, seríamos los primeros que acudiríamos a los juzgados".

Y es que, indicó el secretario general de la Confederación Española de Policía, "si se hace un pequeño balance de las grandes operaciones que se han desarrollado, no sólo en Murcia sino a nivel nacional, las filtraciones y transcripciones de las observaciones telefónicas que se hacen en el marco de las investigaciones se infiltran una vez que las diligencias policiales llegan a sede judicial".

"En cualquier caso, argumentó, se debería focalizar la atención no en el Cuerpo Nacional de Policía, sino en otras instituciones, que es desde donde se viene produciendo este tipo de alteraciones de la normalidad y el secreto procesal".

LA CRISIS A EFECTOS POLICIALES

De igual modo, a preguntas de Europa Press de si la crisis está propiciando que haya un aumento del tráfico de drogas al menudeo y la proliferación de grandes organizaciones criminales dedicadas a esta actividad, destacó que a efectos policiales, esta situación coyuntural económica "está empezando ahora a dar el repunte estadístico en cuanto a lo que va a afectar a todo el escenario de criminalidad en el territorio español".

Y es que, consideró que aún es "temprano", ya que sólo se dispone de los datos del pasado año facilitados por el Ministerio del Interior, atendiendo también a la existencia de "una enorme discrepancia entre éstos y los que facilita la Fiscalía General del Estado, al haber una diferencia que puede llegar hasta los dos millones de infracciones penales entre los que aporta uno y otro".

Pese a ello, y basándose en los que tiene el Ministerio, reconoció "un pequeño repunte en los delitos de menor escala penal", como son "robos en el interior de vehículos, con fuerza y con violencia", así como en los delitos contra la integridad de las personas, "como puede ser las lesiones".

En lo referente al crimen organizado o de las grandes bandas, explicó que "es una tipología delictiva mucho más complicada de cuantificar, ya que entran en juego una serie de parámetros que indican que si lo que nos encontramos a la hora de intervenir, de detectar un grupo, puede ser considerado como crimen organizado o manifestación delictiva individual".

Dentro de este escenario, puso de manifiesto que "hay que tener en cuenta lo que es la magnitud de los grupos de delincuencia organizada", dado que los pequeños grupos, con un número limitado de personas, "parece ser que tiene una incidencia más notable".

En los grandes grupos, hizo un llamamiento a la precaución a la hora de decir si hay o no un repunte importante por la crisis económica, puesto que "hay una serie de delitos conexos al crimen organizado, como suele ser el blanqueo de capitales, la corrupción o el tráfico de personas con fines de explotación sexual, en donde se hace complejo" determinar esta situación.

Por ello, avanzó que serán los datos de 2009 los "más importantes" para tratar de determinar esta cuestión y con los que "se pueda establecer una radiografía más adecuada".