Concluye 'Operación Copérnico' con 44 detenidos en Gran Canaria relacionados con la delincuencia internacional

Detenidas nueve personas por presuntos delitos de prostitución, contra los derechos de los trabajadores y contra la Ley de Extranjería en la última fase de la investigación LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 (EUROPA PRESS) La Policía Nacional ha detenido en Gran Canaria a nueve personas por presuntos delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y contra la Ley de Extranjería, arrestos con los que agentes adscritos a la Unidad contra redes de inmigración y falsificación (Ucrif) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Las Palmas dan por concluida la 'Operación Copérnico', iniciada en 2007 y cuyo desarrollo ha llevado a la detención de un total de 44 personas afincadas en la isla relacionadas con la delincuencia internacional. La primera fase de la operación se produjo con la detención de siete individuos en octubre del año 2007, cinco de ellos de origen polaco, cuando iban a materializar el secuestro de una familia (matrimonio y sus hijos) en la isla de Lanzarote, según informa la Policía Nacional en un comunicado. Calificados como muy peligrosos por las autoridades polacas, iban armados y pertrechados con material e indumentaria militar, encargo por el que hubiesen cobrado una sustanciosa cantidad de dinero. La planificación del secuestro duró varios meses, habiendo cobrado por anticipado la cantidad de 6.000 euros para cubrir los gastos de los preparativos. La detención de seis individuos extranjeros reclamados internacionalmente por autoridades judiciales, todos buscados por delitos graves cometidos en sus países de origen, (homicidio, crimen organizado, tráfico de drogas), siendo extraditados posteriormente a los países reclamantes. Cuatro de ellos residían de forma habitual en el sur de Gran Canaria. La desarticulación de una red internacional formada principalmente por ciudadanos polacos dedicada al tráfico ilícito de vehículos. Estos se dedicaban a sustraer vehículos de gama alta, para luego llevarlos a países del Este de Europa, donde eran vendidos tras falsificar la documentación y cambiar sus números de bastidor. Los agentes de la citada Brigada trasladaron la investigación a la zona del levante español, lugar donde más activamente "trabajaba" esta red, ya que allí estaban ubicados los talleres donde preparaban los coches para poder cruzar la frontera. En esta intervención se procedió a la detención de 22 personas (16 polacos, 1 rumano y 5 españoles). MAFIAS CHECAS Y POLACAS La denuncia de una ciudadana ucraniana que manifestó haber sido obligada a ejercer la prostitución en un club del sur de esta isla, provocó el desarrollo de la investigación por la que se tuvo conocimiento de que estos clubes estaban vinculados a ramificaciones de mafias checas y polacas, que se dedicaban a introducir mujeres en España bajo falsas promesas de trabajo que mejoraría la situación económica, tanto de ellas como de sus familias. Estas chicas eran captadas en sus países de origen y posteriormente llevadas a varios puntos del continente europeo, comprobando que una rama de la organización las llevaba a clubes dedicados a la prostitución en el sur de Gran Canaria. Una vez que las mujeres estaban en España, se llevaban la sorpresa de que no existían los trabajos ofertados y que habían contraído una deuda con la "organización" que tenían que pagar ofreciendo sus servicios sexuales a los clientes en los clubes citados. Alguna de ellas era retenida contra su voluntad. La Policía destaca que mientras ha durado la citada operación, las colaboraciones con policías de otros países, tanto comunitarias como extracomunitarias ha sido una constante, y el flujo de información entre ambos, continuo. Igualmente en varias ocasiones se ha colaborado de forma activa con agentes adscritos a la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas. LA ÚLTIMA INTERVENCIÓN, EN CLUBES DE ALTERNE La última intervención se realizó a finales del presente mes, desplegando un operativo policial que procedió a la entrada simultánea en tres clubes dedicados al alterne y a la prostitución, concretamente el club New Claudine en Playa de Inglés, el club Las rosas en San Agustín y El club Eve en Puerto Rico. Posteriormente, se procedió a la entrada en el club Punto Rojo sito en el Polígono de Arinaga. Durante el transcurso de toda la operación, los agentes contaron con la colaboración de seis funcionarios de la Inspección Provincial de Trabajo de Las Palmas. Las siete personas detenidas son los actuales propietarios de los clubes o personas relacionadas directamente con la dirección de los mismos y antiguos propietarios anteriores a los que aún no se les había detenido. Se les imputan varios presuntos delitos, tales como inducción a la prostitución (incluido a menores de edad), asociación ilícita, delito contra los derechos de los trabajadores, amenazas y coacciones, siendo los detenidos los llamados Marwan Nassib E.H., alias 'Marco', de nacionalidad española, de 46 años, dueño del Club New Claudine; Waldemar Juliuzs C., 'Waldek', de nacionalidad polaca, de 39 años; Jovanka B., 'Gina', de nacionalidad serbia, de 30 años; Piotr J.B., 'Pedro', de nacionalidad polaca, de 40 años; Gisela L., alemana, de 67 años, dueña del club Eve; Antonio S.G. de 46 años, nacido en Agüimes (Las Palmas), dueño del Club Las Rosas y del Club Punto Rojo y José Daniel G.B. de 40 años. También se procedió a la detención de dos mujeres por estancia ilegal, quienes trabajaban en los citados clubes: Diana N.A. de 33 años, natural de Guinea-Bissau y Iulia P. de 35, natural de Ucrania. Todos los detenidos, tras la finalización de las diligencias policiales, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.