Desarticulada una red que explotaba laboralmente a ciudadanos georgianos en Bizkaia y Gipuzkoa

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS) Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado una red de ciudadanos georgianos dedicada a explotar laboralmente a trabajadores de su misma procedencia. En la operación policial, han sido detenidas por el momento nueve personas en Bizkaia y Gipuzkoa, según informó hoy la Delegación del Gobierno en el País Vasco. Desde el pasado mes de enero, las Brigadas de Extranjería y Fronteras del Cuerpo Nacional de Policía de Bilbao y San Sebastián iniciaron una serie de investigaciones tras tener conocimiento de la existencia de una organización criminal integrada por ciudadanos de Georgia que se dedicaba a explotar laboralmente a compatriotas suyos, a los que previamente habían introducido en España facilitándoles pasaportes falsos, así como certificados de la Unión Europea. Los miembros de la red instruían a los afectados sobre los argumentos ficticios que deberían ser usados en caso de que fuesen detectados por las policías europeas, con un cuestionario de preguntas y respuestas, para evitar su expulsión del territorio nacional. Las investigaciones permitieron comprobar que la trama tenía presencia en otras provincias del territorio nacional, concretamente en Valencia. Asimismo los agentes comprobaron que las empresas Rodopolis S.L. en Gipuzkoa y AVI BAS.S.L. en Valencia actuaban como tapaderas para la actividad ilícita. Además, constataron que la empresa guipuzcoana estaba efectuando trabajos como adjudicataria de una subcontrata de otra empresa y estaba al cargo de unas obras que se realizaban en un centro escolar situado en el Paseo de Errondo de San Sebastián, así como de la construcción de varias viviendas unifamiliares en la localidad vizcaína de Zierbana. Por ello, se establecieron dispositivos de vigilancia de las obras con el objetivo de intentar identificar y detener a los promotores de las empresas. Estos dispositivos permitieron comprobar que los trabajadores de las obras realizaban escasos desplazamientos e incluso dormían en el interior de las propias obras, con el fin de eludir los controles policiales. El pasado lunes se pudo observar que dos personas contactaban con los trabajadores en la obra de San Sebastián. En ese momento los agentes procedieron a la identificación y detención de todos los empleados de la obra y, a su vez, se hacía lo mismo en la localidad de Zierbana. Según explicó la Delegación de Gobierno, el desarrollo de la operación policial se llevó adoptando las medidas de seguridad necesarias al tenerse conocimiento de que los trabajadores eran en su mayoría antiguos militares de Georgia. En San Sebastián, se detuvo a L.S., natural de Ucrania y sin domicilio conocido; G.K., natural de Georgia y residente en una localidad riojana; y G.B, también de Georgia y vecino asimismo de La Rioja. Los tres fueron detenidos por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, así como falsedad documental. Además, en la capital guipuzcoana, fueron arrestados por infracción a la Ley de Extranjería y usurpación documental, N.K., O.J. y E.M., los tres naturales de Georgia y sin domicilio conocido. En Bizkaia, fueron detenidos por el mismo motivo M.D., G.M. y T.D., los tres de Georgia y sin domicilio conocido. Durante la operación policial fueron intervenidos cuatro pasaportes falsos de Grecia, así como dos tarjetas de crédito de entidades bancarias españolas, y un talonario de otra entidad, que eran usados por los ahora detenidos. La organización desarticulada se encargaba de facilitar documentación falsa a los ciudadanos extranjeros de Georgia y de integrarlos en el mercado laboral mediante las empresas citadas, intentando de este modo eludir los controles policiales. "Estaba perfectamente estructurada, máxime teniendo en cuenta su anterior actividad militar de la mayoría de sus integrantes, todos los cuales, en el momento de su detención, se negaron a declarar o aportar algún dato a la investigación, debido al grado de amenaza, coacción y oscurantismo que rodea este tipo de organizaciones criminales", indicaron desde la Delegación del Gobierno. Por su parte la Jefatura Superior de Policía de Valencia, ya ha identificado al enlace de la organización, residente en dicha ciudad, a través de la empresa AVI BAS S.L., y continua las gestiones para la detención del resto de los miembros de la organización. Todos los detenidos, junto a los efectos intervenidos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de San Sebastián, encargado de coordinar y centralizar todas las diligencias penales que se siguen en el caso presente. Igualmente se les ha aplicado la normativa vigente en materia de extranjería.