Desarticulado un grupo acusado de prostituir a mujeres en dos clubes de alterne en Cuenca y Alicante

ALICANTE, 19 (EUROPA PRESS) Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado presuntamente dedicado a la introducción y explotación sexual de mujeres mediante amenazas y coacciones en dos clubes de alterne en las provincias de Cuenca y Alicante, según informó la Policía en un comunicado. En la operación policial, denominada 'Pupas', han colaborado las Policías de la Comisaría General de Madrid, la de Alicante y la de Castilla la Mancha. Los dos máximos responsables de la organización desarticulada han ingresado en prisión preventiva, según la misma fuente. El grupo, una organización hispano-uruguaya, presuntamente estaba dedicado al favorecimiento de la inmigración ilegal de ciudadanas de ese país sudamericano, concretamente en la zona sur, por las proximidades de la capital. Los agentes inciaron la investigación a raíz de información obtenida en una denuncia interpuesta por un ciudadano español en Alicante, en la que manifestaba unos hechos que podían ser constitutivos de un delito relacionado contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. De esta forma, se desprendió la existencia de una organización formada por ciudadanos españoles y paraguayos supuestamente dedicados a la introducción de mujeres originarias de Paraguay para ser explotadas sexualmente en clubes de España. Esta organización traía a España a las mujeres, de manera que generaban una "deuda" cercana a los 3.500 euros, que debían saldar con trabajos en locales de alterne de distintas provincias en los que, una vez en el país, el personal que tenía la organización las explotaba sexualmente. Los locales que la organización utiliza para la explotación sexual de las mujeres estaban situados en las provincias de Cuenca y Alicante. Según la Policía, los encargados de los locales imponían "normas estrictas y de obligado cumplimiento sobre el horario, forma de vestir, comportamiento en sala y trato con los clientes, cuya desobediencia lleva acarreada la correspondiente multa económica". La organización se quedaba con el 15 por ciento de lo que el cliente pagaba por los servicios con las mujeres, que tenían totalmente prohibida la salida del local sin el preceptivo permiso. De hecho, según la Policía, el personal de seguridad de un local llegó a agredir a un cliente que pretendía salir del local con una mujer que no lo había solicitado previamente al encargado del club. Con toda esta información obtenida de la investigación llevada a cabo por la UCRIF, se procedió, previa autorización judicial, a la entrada y registro en el local de Cuenca y a la entrada y control en el de Alicante, que se desarrollaron de forma simultánea. En el interior del club de Alicante se detuvo a dos miembros de la organización, cuyas iniciales son J.M.F., español de 30 años, y M.P.U. español, de 34; mientras que en el de Cuenca los agentes apresaron a otros tres presuntos integrantes de la red: D.B., eslovaco de 36 años; C.C.M.A., paraguaya de 34 años, y A.C., rumano de 41 años. Igualmente se ha imputado a I.M.F., español de 34 años, y se han identificado y detenido por infracción a la ley de Extranjería a once mujeres que residían ilegalmente en los clubes. En el registro, los agentes se han intervenido, entre otros efectos, ordenadores portátiles, equipos de grabación, casi 4.000 euros en efectivo, documentaciones personales y billetes de avión. Según la Policía, la organización investigada tenía los locales "muy bien preparados", con gimnasio, tiendas o peluquería, "con lo que imponían la forma de vestir y de salir a la sala, con productos comprados a la misma organización", lo que incrementaba la deuda. Los detenidos, alguno de ellos con antecedentes anteriores por favorecimiento de la prostitución y contra los derechos de los trabajadores, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Alicante y de Cuenca, que han decretado el ingreso en prisión para los dos máximos responsables de esta organización.