Desarticulado un grupo organizado en Bilbao, sorprendido en posesión de más de 10 kilos de cocaína

BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)

Cuatro ciudadanos extranjeros fueron detenidos el pasado lunes por tráfico de sustancias estupefacientes, tras ser sorprendidos en posesión de 10.020 gramos de cocaína y otros efectos. Los detenidos constituían un grupo organizado dedicado al tráfico de sustancias prohibidas, según informó la Delegación del Gobierno.

Durante el año pasado y en tres operativos policiales, se procedió a la detención de varios individuos, así como a la intervención de más de 20 kilos de cocaína, aprehendidos en las ciudades de San Sebastián y Bilbao.

Los investigadores continuaron las gestiones, en cooperación con la Comisaría del Aeropuerto de Bilbao y la de la Brigada de Policía Judicial de la capital vizcaína puesto que, a pesar de las detenciones y aprehensiones de cocaína, se desconocía quiénes eran otros miembros de la trama, entre ellos el responsable de la misma.

Fruto de dichas investigaciones, el lunes se detectó en un vuelo de línea regular procedente de Lisboa la presencia del ciudadano de Malí M.D y del ciudadano de Ucrania D.K, los cuales eran los presuntos "correos" de otro envío de cocaína que presumiblemente traían escondido en una maleta.

Ambos fueron vigilados a su llegada y se observó que en el exterior del Aeropuerto de Bilbao se encontraban otros dos individuos, posteriormente identificados como ciudadanos de Bielorrusia, que portaban una maleta idéntica a la de los identificados como "correos" y cuya intención era intercambiar las mismas para efectuar la transacción ilegal.

Al procederse al registro de la maleta de los sospechosos, se comprobó que contenía nueve paquetes envueltos en cinta celofán, así como diversos globos de colores que contenían una sustancia que tras su análisis se demostró ser cocaína y que alcanzaba un peso de 10.020 gramos.

Los ciudadanos bielorrusos, identificados como A.D. y H.M., se encargaban de la coordinación y supervisión de la entrega de la cocaína, mientras que el ciudadano de Mali y el de Ucrania actuaban de "correos". Sus billetes de avión fueron pagados por los primeros y habían sido adquiridos en Lleida.

En el transcurso de esta operación se han intervenido, además de los más de 10 kilos de cocaína, cuatro teléfonos móviles, dos billetes de avión y otros efectos. La droga será puesta a disposición de los servicios correspondientes para su custodia, análisis y destrucción en su momento.