Desarticulan una banda especializada en asaltar casas en la Costa y detienen a 13 presuntos miembros

MÁLAGA, 6 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil, dentro de la operación 'Ronin' desarrollada en Málaga, ha desarticulado una banda especializada en asaltar viviendas en la Costa del Sol. Así, ésta se ha saldado con la detención de 13 personas y la imputación de otras tres por presuntos delitos de asociación ilícita, robos con violencia y secuestros, entre otros, según explicó el subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna.

López Luna calificó a la operación 'Ronin' de "brillante", ya que con la detención de estas personas "se han esclarecido más de 30 hechos delictivos", explicó en rueda de prensa. Además, añadió que de esta forma "también evita que esta banda cometa más delitos".

Las investigaciones se iniciaron el pasado enero a raíz de algunas informaciones que los agentes manejaban y el análisis de diversa documentación que se intervino a otros grupos desmantelados en pasadas operaciones desarrolladas en la Costa del Sol.

La red delictiva estaba estructurada de manera jerárquica, por lo que existía un líder, un jefe operativo y otras personas encargadas del apoyo logístico, ante lo que López Luna la calificó de "banda organizada de tipo militar".

El dirigente planificaba, coordinaba y dinamizaba la actividades de los grupos, por lo que controlaba toda la actividad delictiva de la red. Así, cuando alguno de los grupos iba a cometer un atraco, el jefe los dotaba de las armas necesarias y una vez cometido el delito, se las retiraba.

La organización se completaba con un responsable que comprobaba el estado de las armas de fuego, siendo el encargado de mantenerlas en funcionamiento y de su reparación en caso de que estuvieran en mal estado.

En los asaltos a las viviendas, los detenidos empleaban pasamontañas, guantes, ropa de camuflaje y armas de fuego con las que intimidaban a las víctimas, a las que amordazaban y agredían hasta conseguir las contraseñas de las tarjetas de crédito o cajas de seguridad.

A este respecto, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, José Espinosa, explicó que los presuntos autores de los robos "eran violentos si la víctima se resistía a acceder a lo que ellos pedían", aunque añadió que "no ha habido lesiones graves".

Posteriormente a la identificación y localización de los miembros de la red, se puso en marcha la fase de la operación que se adelantó al detectar los agentes que la citada organización estaba vigilando a a un integrante de otra organización rival con la intención de atentar contra él.

Además de asaltar viviendas, otras de las actividades que llevaba a cabo el citado grupo especializado eran los atracos a restaurantes de comida rápida ubicados en la Costa del Sol.

MATERIAL INTERVENIDO

En el transcurso de la operación 'Ronin' se han realizado 16 registros domiciliarios en distintos municipios de la provincia, como es el caso de Mijas o Fuengirola.

Se intervino un subfusil de asalto tipo Kalashnikov con silenciador; siete armas cortas; dos rifles de caza; diversa munición; dos mochilas con equipamiento para los asaltos en viviendas; dos machetes; una porra extensible; una defensa eléctrica; 200 gramos de hachís; 22 gramos de cocaína; unos 5.000 euros en metálico; ropas y calzado apropiados para la comisión de robos en las viviendas en las que accedían; y diverso material electrónico.

A este respecto, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil explicó que los rifles de caza se robaron en Madrid y la mayoría de las pistolas utilizan un calibre de ocho milímetros que "no es corriente en España", por lo que resaltó que parece ser que éstas son de origen extranjero.

Las investigaciones, dirigidas por el Juzgados de Instrucción número 1 de Fuengirola, fueron llevadas conjuntamente por la UOPJ de Málaga, el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO-Málaga), la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y el Equipo de Policía Judicial y Puesto Principal de Mijas.

Los arrestados --siete españoles, dos marroquíes, un británico, un belga, un colombiano y un argentino-- pasaron esta mañana a disposición judicial. Además, el subdelegado del Gobierno en Málaga indicó que el Juzgado de Instrucción de Fuengirola ha declarado secreto sumarial en el caso.