Detenidas dos personas en España y otras diez en Italia, Brasil y Venezuela en una operación contra la mafia

ROMA, 22 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno)

La Policía italiana coordinó hoy una vasta operación contra la mafia en Italia, España, Brasil y Venezuela en la que fueron detenidas un total de doce personas, acusadas de estafar a diversas entidades de crédito, entre ellas la estadounidense Lehman Brothers.

La organización criminal estaba capitaneada por Leonardo Badalamenti, hijo del histórico jefe mafioso siciliano Gaetano Badalamenti, que falleció en 2004 y se llevó a la tumba los secretos relacionados con los asesinatos del periodista Mino Pecorelli y el joven político Peppino Impastato.

Badalamenti 'junior', que llevaba 30 años fuera de Sicilia (sur), fue detenido en Sao Paulo y es considerado por los investigadores el jefe de la nueva organización criminal internacional que estaba intentando obtener líneas de crédito de diversas entidades extranjeras mediante estrategias fraudulentas.

Según informaron a Europa Press fuentes de los Carabinieri, la organización presentaba títulos públicos venezolanos como garantía para la obtención del crédito. Esto habría sido posible gracias a la complicidad de un funcionario corrupto del Banco Central de Venezuela, que todavía no ha sido arrestado.

En total, los investigadores dieron con tres intentos de fraude, uno a Lehman Brothers, otro al Hong Kong Shangai Bank y un tercero a una entidad financiera británica que todavía no ha sido identificada.

La operación, que se ha llevado a cabo con la colaboración de la Interpol y de los cuerpos de policía locales, se ha saldado con nueve arrestos en Italia -cuatro en Sicilia y cinco en Toscana (centro)--, dos en España --uno en Barcelona y otro en Madrid_- y uno en Brasil, el de Badalamenti, considerado el jefe de la organización.

Los arrestos efectuados en España corresponden a dos empresarios que habrían colaborado en el último de los tres intentos de fraude bancario, el único que ha sido interceptado antes de llegar a puerto, según explicaron las mismas fuentes de la Policía italiana.

Por esta razón, ambos imputados sólo están acusados de "tentativo de fraude" y no de fraude como tal, explicaron los Carabinieri. Además, la Policía todavía está buscando a una tercera persona implicada en nuestro país.

En Venezuela, en cambio, son varias las personas sobre las que pesa una orden de búsqueda y captura y que todavía no han sido arrestadas. En total, son 20 los individuos involucrados en todo el mundo, de los que sólo 12 ya han sido arrestados.