Detenidas seis personas en A Coruña que prostituían a mujeres

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) - Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis personas --tres hombres y tres mujeres-- como presuntas autoras de un delito de prostitución y asociación ilícita, una operación con la que dan por desarticulado un grupo organizado que prostituía a mujeres, a las que trababan como "esclavas sexuales" y obligaban a vivir en condiciones infrahumanas. Las detenciones se llevaron a cabo el miércoles y jueves pasados, tras unas gestiones realizadas por la Policía dentro de las labores de control de extranjería. Los arrestados son M.A.R.P., de 41 años, natural de A Coruña y su esposa, M.M.C.R., de 39 años, ambos vecinos de Abegondo; R.G.C., de 45 años, natural de Agolada (Pontevedra) y vecina de A Coruña; MJ.M.P., de 58 años, natural de Portugal y vecina de A Coruña; F.J.B.F., de 32 años, español nacido en Suiza; y M.G.P.A., de 58 años, natural de Uruguay y vecina de A Coruña. Fruto de la investigación policial, que se ha bautizado como 'Operación Cascabel', se ha desarticulado una red organizada en la ciudad herculina, dedicada a la explotación sexual de mujeres extranjeras, la mayoría de ellas en situación de estancia irregular. Para esta actividad ilícita, los detenidos utilizaban "pisos de contactos o de tapadillo" en los que se producían los encuentros sin que, por ejemplo, las mujeres pudieran ducharse entre cliente y cliente, con sólo unas sábanas diarias. El grupo había creado una empresa para blanquear el dinero obtenido con sus víctimas, reticentes a denunciar a sus explotadores por miedo a represalias --contra ellas mismas o sus familiares en el país de origen-- como a ser detenidas y expulsadas. Como ejemplo de ello, el relato judicial explica que en uno de los tres registros llevados a cabo una de las chicas intentó saltar por una ventana pensando que estaba en un primer piso, pero la altura del patio interior de la vivienda no era la misma que la de la calle, con lo que habría caído desde una altura de unos 8 metros si no llega a ser por uno de los policías nacionales que salvó su vida cuando esta ya estaba en pleno "vuelo al vacío". El agente la vio y corrió hasta la ventana para agarrarla por los brazos, lo que le provocó el desgarro de fibras musculares en la zona del pectoral izquierdo. "Vinimos a sacarlas de aquí, no puedes pararte a pensar en las consecuencias, podíamos haber caído los dos, pero no fue así y lo volvería a hacer", comentó. ORGANIZACIÓN Según la investigación, el matrimonio formado por M.A.R.P. y M.M.C.R. son los principales responsables de este grupo organizado, administradores de una peluquería con domicilio social en el Barrio de la Sagrada Familia de A Coruña que habría sido utilizada para "lavar el dinero negro" procedente de la explotación sexual de las mujeres. Ambos regentaban también varios pisos ubicados en las zonas de La Sagrada Familia y Los Mallos. El resto de detenidos ejercerían funciones de personas de confianza, "mamis o encargados", para controlar los pisos y obligar a las mujeres a "acatar las normas". Entre ellas, figura el cobro de multas de 20 euros por salir "más de una hora al día al exterior" o la imposibilidad de usar la cocina fuera del horario establecido, lo que significa que si estaban realizando un "servicio" durante ese tiempo, se quedaban sin comer. Las mujeres, que residían en "habitaciones patera de siete metros cuadrados", también eran obligadas a mantener relaciones sexuales sin preservativo y a tolerar el consumo de drogas por parte de los clientes en su presencia. Los registros, llevados a cabo en pisos de A Coruña y de Abegondo, han permitido la intervención de numerosa documentación y la liberación de al menos diez "esclavas sexuales", que se anunciaban en prensa bajo los nombres de "etiqueta negra" y "gatitas". Los arrestados han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de A Coruña en el día de hoy.