Detenido un joven con 350 billetes falsos de 20 euros y 33 falsificados de 50

La Policía alerta sobre la posibilidad de que estén circulando billetes semejantes y advierte que los de 20 son difíciles de notar SANTANDER, 26 (EUROPA PRESS) Efectivos de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Cantabria han detenido el pasado 23 de marzo, a un joven de 20 añas de edad, cuyo nombre responde a las iniciales P.A, como presunto autor de un delito de falsificación de moneda, y al que le ocuparon 350 billetes falsos de veinte euros y otros 33 billetes también falsificados de cincuenta euros. Según la información facilitada hoy por la Jefatura, los agentes conocieron que el sospechoso guardaba el material en una caja de seguridad, le detuvieron y le ocuparon los billetes falsos. El joven no quiso declarar y pasó a disposición del juez. La investigación ha aclarado que el detenido pasaba los billetes falsificados tanto mediante consumiciones en bares, como en compras que realizaba. La investigación tiene que ver que con una incautación hecha en noviembre del año pasado, cuando se intervino un billete falso de veinte euros, de la misma serie que tienen la mayoría de los ahora incautados. La Brigada de Policía Judicial inició las gestiones el día 16, cuando llegaron al entorno de un individuo sospechoso de estar pasando moneda falsa. Así terminaron por identificar a P.A. y, conocieron donde guardaba las falsificaciones. El día 23, cuando abrieron una caja de seguridad en presencia del secretario judicial, y encontraron los billetes falsos, arrestaron a P.A., que tenía un domicilio en la calle Alta de Santander. El detenido, que carecía de antecedentes, no quiso declarar en Jefatura y pasó a disposición judicial. La investigación continúa sobre la falsificación de moneda y se ha dado cuenta a la Brigada del Cuerpo Nacional de Policía en el Banco de España para que sigan las gestiones. ADVERTENCUA La Jefatura ha alertado a los ciudadanos de la posibilidad de que estén circulando billetes semejantes y ha advertido que, sobre todo los de veinte euros, son una "falsificación peligrosa", ya que están bien falsificados y hay muchas posibilidades de que "pasen" y consigan engañar a los ciudadanos.