Detenidos siete miembros de la Camorra napolitana que usaban pizzerías de Madrid para 'blanquear' dinero

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido en Madrid siete miembros de la camorra napolitana que habrían creado un entramado de empresas dedicadas a la distribución de alimentos italianos, una pizzería y una cafetería para blanquear dinero procedente de sus actividades criminales. Entre los arrestados, se encuentra uno de los principales responsables del clan conocido como 'Los Españoles', sobre quien pesaba una orden ilegal de detención por tráfico de drogas.

En la operación denominada 'Calzone', los agentes lograron apresar a Vincenzo S., huido de la Justicia italiana y que desde 2007 residía en España, junto con su esposa I.M., su hijo B.S., su sobrino y tres lugartenientes y hombres de confianza. Según informó la Guardia Civil, el grupo se afincó en España en 2007 y creó un entramado empresarial a nombre de terceras personas que utilizaba para el blanqueo de capital.

Precisamente, uno de los capos más significativos del clan de 'Los Españoles', Raffaele Amato, fue apresado hace menos de quince días en Marbella en una operación conjunta entre fuerzas de seguridad españolas y napolitanas. Las Fuerzas de Seguridad han constatado que distintos clanes mafiosos italiano utilizan España para 'blanquear' deinero procedente del tráfico de drogas y cerrar tratos.

El operativo 'Calzone' se puso en marcha a primeros de año cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que una familia de camorristas italianos podría haberse establecido en España, donde estaría llevando a cabo actividades ilegales. Las pesquisas permitieron descubrir que Vincenzo S. residía en una localidad de la zona este de Madrid, donde poseía diversas sociedades a nombre de terceras personas de su familia.

CONEXIÓN 'RIVAS VACIAMADRID'.

A partir de este momento, el Grupo de Blanqueo de Capitales de la UCO de la Guardia Civil inició una investigación para determinar el paradero de este individuo y la procedencia del capital con el que constituyó el entramado empresarial. Tras vigilar a varias personas de su entorno, los agentes lograron cerrar el círculo sobre su posible ubicación y localizar su residencia en una urbanización de la localidad de Rivas Vaciamadrid (Madrid).

En el momento de su detención, Vincenzo se identificó ante los agentes con un nombre falso. Durante la operación se practicaron siete registros domiciliarios en viviendas y empresas, en los que se intervinieron cerca de 200.000 euros, once vehículos de alta gama, dos motocicletas de gran cilindrada y gran cantidad de documentación en soporte físico e informático junto con multitud de joyas y relojes. La Guardia Civil ha contado con la estrecha colaboración de los Cuerpos de Seguridad de Italia.