Detienen a 200 personas en operación policial contra delincuencia en Brasilia

  • Brasilia, 6 abr (EFE).- La Policía Civil brasileña arrestó hoy a 200 personas, entre ellos 23 adolescentes, en el marco de una amplia operación para reducir las tasas de violencia en el entorno de Brasilia, informaron hoy fuentes oficiales.

Detienen a 200 personas en operación policial contra delincuencia en Brasilia

Detienen a 200 personas en operación policial contra delincuencia en Brasilia

Brasilia, 6 abr (EFE).- La Policía Civil brasileña arrestó hoy a 200 personas, entre ellos 23 adolescentes, en el marco de una amplia operación para reducir las tasas de violencia en el entorno de Brasilia, informaron hoy fuentes oficiales.

La operación, bautizada como "Alvorada IV", contó con la participación de 900 agentes y pretendía poner a disposición de la justicia a 300 fugitivos sobre los que pesaban órdenes de captura.

Los detenidos, en su mayoría, son sospechosos de crímenes como homicidios, robos y violaciones, según detalló la Policía Civil en un comunicado.

Además del Distrito Federal de Brasilia, los arrestos se realizaron en los estados vecinos de Goiás y Minas Gerais, con la colaboración de los cuerpos policiales regionales.

La Policía explicó que espera una "sensible reducción de la criminalidad" en la zona de la capital brasileña después de esta operación.

Las tres primeras operaciones "Alvorada", con objetivos similares a la realizada hoy, consiguieron detener a un total de 158 personas, desde marzo del año pasado.

Brasilia es una de las ciudades con mayor índice de desarrollo humano de Brasil y una de las que cuenta con menos tasas de violencia.

No obstante, las ciudades de su periferia, que aglomeran a cerca de tres millones de habitantes en condiciones precarias, han vivido una escalada de violencia en los últimos años.

La región está considerada como una de las 11 áreas metropolitanas más violentas del país, por lo que ha sido incluida el la fase inicial del Programa Nacional de Seguridad Pública (Pronasci), lanzado en 2007 por el Gobierno brasileño, que pretende atajar el problema de la violencia.

Este programa prevé el aumento de efectivos policiales, la mejora de su formación y la implementación de medidas sociales en la periferia de las grandes urbes, donde es más sensible el problema de la violencia.