Diez ejecutados en las últimas 24 horas en Sinaloa

CIUDAD DE MÉXICO, 21 (EUROPA PRESS) Un total de diez personas han muerto ejecutadas en las últimas 24 horas en el estado mexicano de Sinaloa, en el norte del país, uno de los más afectados por las guerras de las bandas del narcotráfico. En uno de los incidentes más significativos, siete personas --algunas vestidas con ropas paramilitares-- fueron halladas acribilladas por arma de fuego en un camino del municipio de Mocorito, informó el diario 'El Universal'. Martín Robles Armenta, director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría de Justicia del Estado (fiscalía), dio a conocer que el asesinato de las siete personas, se conoció cerca de las 15.00 horas de ayer viernes, pero no fue hasta por la noche, cuando el Ministerio Público pudo llegar al punto del hallazgo. Los cadáveres de cinco de las víctimas se encontraban apilados y los dos restantes a escasos metros. Todos presentaban lesiones de armas automáticas. Robles informó de que uno de los siete hombres ejecutados portaba una credencial de elector a nombre de Teofilo Quiñónez Estrada, de 38 años, con domicilio en Culiacán. También, se encontró un boleto a nombre de Tiburcio Domingo Bobadilla de la Rocha, residente en la misma zona, por lo que se cotejan los datos para certificar las identidades de todos ellos. Según las primeras indagaciones, los siete hombres, algunos vestidos con pantalones de camuflaje, camisetas negras y chalecos con cargadores para fusiles AK-47, presentan lesiones de armas automáticas en la mayor parte de sus cuerpos y cabezas, por lo que se presume que fueron emboscados. Junto a los cuerpos se hallaron siete armas automáticas y varios cargadores para fusiles. Mientras, en Culiacán, se localizó el cuerpo de una persona, aún no identificada, en el interior de un vehículo Toyota con una decena de impactos de arma de fuego. La novena víctima de la violencia, es Ramiro Cervantes Martínez, de 63 años, quien fue asesinado de cinco balazos en el interior de una vieja camioneta en la ciudad de Guasave. Por otro lado, en la ciudad de los Mochis, el conductor de un autobús urbano fue asesinado de cuatro disparos calibre nueve milímetros frente a su esposa que lo acompañaba. La versión de la esposa y pasajeros apunta a que un hombre de apariencia joven sacó de entre sus ropas un arma y a corta distancia le disparó en la cabeza, para después huir.