EE.UU. y México inauguran una nueva era de corresponsabilidad en la lucha contra el narcotráfico

  • México, 26 mar (EFE).- Los Gobiernos de Estados Unidos y México inauguraron este miércoles una nueva era en sus relaciones bilaterales que pone el acento en la "responsabilidad compartida" y los "esfuerzos conjuntos" de ambos para luchar contra el crecimiento exponencial del crimen organizado en territorio mexicano.

EE.UU. y México inauguran una nueva era de corresponsabilidad en la lucha contra el narcotráfico

EE.UU. y México inauguran una nueva era de corresponsabilidad en la lucha contra el narcotráfico

México, 26 mar (EFE).- Los Gobiernos de Estados Unidos y México inauguraron este miércoles una nueva era en sus relaciones bilaterales que pone el acento en la "responsabilidad compartida" y los "esfuerzos conjuntos" de ambos para luchar contra el crecimiento exponencial del crimen organizado en territorio mexicano.

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, inició una visita de dos días a México, la primera que hace a un país latinoamericano desde que asumió el cargo.

Clinton aseguró que las dos naciones necesitan una nueva "alianza fuerte y sostenida, basada en un compromiso integral, mayor equilibrio, responsabilidad compartida y esfuerzos conjuntos".

Trabajar bajo esos principios abrirá "un nuevo siglo de cooperación y progreso conjunto", dijo la secretaria de Estado durante una rueda de prensa con su homóloga mexicana, Patricia Espinosa

Clinton insistió en que el presidente de EE.UU., Barack Obama, entiende que el narcotráfico, que el año pasado causó 5.600 muertes en México y ha penetrado en más de un centenar de ciudades estadounidenses, es "un problema compartido".

Como prueba de ello, indicó que el Gobierno estadounidense sabe "que los traficantes son motivados por la demanda de drogas ilegales en EE.UU. y que se arman mediante el transporte de armas de Estados Unidos a México, por lo que consideramos nuestra responsabilidad apoyar al Gobierno y al pueblo mexicano a derrotar a un enemigo que produce violencia".

En este sentido, la funcionaria anunció que Washington entregará a México más 80 millones de dólares para la compra de helicópteros Blackhawk destinados a la lucha contra el crimen organizado mexicano, que ha desplazado gradualmente en importancia y poder a los carteles de la droga colombianos.

Además, Clinton dio a conocer la creación de una "oficina bilateral de implementación" en Ciudad de México, en la que funcionarios de ambos países "trabajaran juntos lado a lado para luchar contra los traficantes de drogas".

El martes, la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, anunció un plan para controlar el contrabando de armas y el flujo de dinero hacia las bandas de narcotraficantes en México, que supone el envío de más agentes federales a la frontera, mayor capacidad para recabar datos de inteligencia y cooperación entre las autoridades de los dos países.

Ese plan, que las autoridades mexicanas calificaron como "congruente" y "en línea" con el tipo de cooperación que ellos buscan de sus pares estadounidenses, no supone de momento el envío de tropas militares a la frontera, como lo han pedido algunos estados del sur de EE.UU.

Además, se suma a la llamada Iniciativa Mérida, un plan de ayuda estadounidense a la lucha mexicana contra el crimen organizado, del que Estados Unidos aprobó ya el desembolso de 700 millones de dólares de un total de 1.400 millones prometidos.

También, Clinton anunció que El Gobierno de EE.UU. destinará 720 millones de dólares para modernizar los pasos fronterizos con México, con el objetivo de incrementar el comercio y los viajes entre las dos naciones.

Sin embargo, durante una reunión privada con Clinton, el presidente mexicano, Felipe Calderón, advirtió que "si bien existen primeros avances en materia de corresponsabilidad entre los dos países en la lucha contra el crimen organizado, debe fortalecerse la cooperación binacional en esta materia", informó la presidencia en un comunicado.

De otra parte, Clinton aprovechó su visita para discutir otros temas como migración, comercio, competitividad y desarrollo fronterizo, así como la participación de México en el Consejo de Seguridad de la ONU y en la próxima cumbre del G-20 en Londres.

En el tema migratorio, Clinton aseguró que Obama "sigue comprometido con la reforma migratoria", la cual tiene "una prioridad alta" en su Presidencia.

Al respecto, la canciller mexicana señaló que a México le "preocupa" la situación que enfrentan los mexicanos indocumentados en Estados Unidos.

Por ello, México considera importante "adecuar el marco legal (estadounidense) que rige los temas de migración a fin de que responda a la realidad migratoria y a la necesidad de cambiar el clima que actualmente están viviendo los mexicanos" en ese país, dijo Espinosa.

Hillary Clinton viajará mañana a Monterrey, donde visitará una planta de energía sustentable y presenciará la firma de varios acuerdos de colaboración entre universidad mexicanas y estadounidenses.